“No es fácil corregir una inflación que viene de afuera”.

El contador Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano, evaluó que la coyuntura internacional con buenos precios para las materias primas es favorable a la economía uruguaya y estimó que va a continuar por un par de años más. “Se ha generado una gran oportunidad de crecer más sostenidamente y hacer frente a los problemas sociales para salir de las grandes angustias que todavía vivimos”, dijo Iglesias a El Observador.
Según el ex canciller y ex presidente de Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la tendencia económica actual continuará de la forma en que viene desarrollándose es decir con precios altos para los commodities.

“Hay una valorización de las materias primas que hace muchos años no teníamos. Esto nos permite pensar que vamos a crecer en forma sostenida en el tiempo y así poder hacerle frente a los temas sociales que tenemos todavía que resolver”, puntualizó Iglesias.

“Si bien las materias primas han bajado un poco en los últimos meses, sigue habiendo mucha gente queriendo consumir, queriendo comer. Los chinos y los indios están entrando al mercado, y queriendo producir para poder exportar. Yo veo difícil que haya un colapso o una vuelta atrás. Después de tantas experiencias, hemos aprendido cómo se hacen las cosas”, remarcó el jerarca.

Inflación foránea. Consultado sobre el efecto inflacionario que hoy vive Uruguay, Iglesias acotó que ese índice es mal amigo del desarrollo. “Este no es un fenómeno nuevo para nosotros en América Latina. Somos viejos especialistas en estos temas”, ironizó, pero recalcó que la inflación viene también del exterior. “Esta es una inflación de costos, que no es fácil de corregir”. El peligro está en que ese proceso ponga en riesgo el desarrollo. “La inflación es un tema muy complejo, donde juegan factores fiscales, cambiarios, monetarios. No se soluciona con una medida única. No es un tema solo monetario”, dijo. Iglesias participó ayer en la sede de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) en su calidad de titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) de la ceremonia que formalizó el ingreso de ese organismo como observador de Aladi.

Propuso trabajar en coordinación y explicó que la Segib opera sobre cuatro ejes: política, economía, sociedad y cultura. Sobre este último ítem, Iglesias remarcó que “ahí no somos subdesarrollados, sino que somos una potencia”.