A mediados de noviembre comenzará a operar Botnia

El gobierno admitió por primera vez que la planta de Botnia podría comenzar su funcionamiento operativo a mediados de noviembre. Así lo afirmó el pasado sábado el subsecretario de Medio Ambiente, Jaime Igorra, mientras en Fray Bentos un centenar de personas realizaba la primera marcha contra la instalación de la pastera, convocada por organizaciones sindicales y,sociales uruguayas.

Durante una visita de recorrida a la planta, Igorra señaló que el permiso de autorización de funcionamiento definitivo se otorgará una vez que la empresa finalice la construcción de la ciclovía y la toma alternativa de agua a las que se comprometió. «Estas obras van a demorar por lo menos hasta medidos de noviembre. Además, nuestros técnicos están terminando de analizar los aspectos que tienen que ver con la emanación de gases y con los montos de seguro ambiental. Eso, en el correr de la semana, puede quedar dirimido, pero nuestros técnicos trabajarán sin ningún tipo de presión, antes de elevar a las autoridades sus consideraciones sobre la viabilidad del inicio de las tareas y no creo que esto suceda antes del 15 de noviembre», explicó. El subsecretario agregó que Botnia ya tiene el permiso y la habilitación de Bomberos.
Por su parte, la directora de Medio Ambiente, Alicia Torres, que también visitó la zona, coincidió con Igorra y dijo que «es un proceso en el que se van cumpliendo con las condiciones previstas en la autorización ambiental previa». Sin embargo, declinó manejar una fecha de inicio de operaciones.

MARCHA
Mientras los jerarcas hacían el recorrido por la planta, un centenar
de activistas de Fucvam, sindicatos de OSE y Ancap, Movimiento de los Sin Tierra de Artigas y organizaciones ambientalistas marchaban en Fray Bentos contra el modelo forestal implementado en el país y la instalación de las pasteras. Tras la reciente prohibición del gobierno a las manifestaciones de activistas argentinos en territorio uruguayo, la marcha reunió únicamente a militantes locales, quienes agradecieron en las proclamas las adhesiones recibidas por parte de los asambleístas entrerrianos. Si bien los organizadores afirmaron convocar a 250 manifestantes, para el intendente de Río Negro, Ornar Lafluf, la actividad fue un fracaso. El jerarca comunal dijo que la convocatoria llegó apenas a las 70 personas, y agregó: «Si el motivo de la concentración hubiera sido otro, habrían alcanzado mejor adhesión».

«HAY ALGO OCULTO»
Algunos asambleístas de Gualeguaychú y Colón admitieron como un hecho que Botnia funcionará donde está ubicada y apuntaron sus sospechas sobre un supuesto acuerdo no escrito entre los gobiernos de Uruguay y Argentina sus espaldas, según publicó ayer el diario argentino La Nación.
«El presidente Kirchner y su esposa, Cristina, le están esquivando al bulto, no quieren hablar del tema en la campaña porque algo oculto tienen. Habían dicho que era una causa nacional y esta semana en Concordia ni lo mencionaron. La candidata no recibió a los asambleístas», afirmó el ambientalista Alfredo de Angelis, quien también advirtió que Botnia tendrá que soportar protestas permanentes. «Si Botnia abre en noviembre, como está anunciando el viceministro Jaime Igorra, será muy lamentable pero no vamos a bajar los brazos. Gualeguaychú no le dio licencia social, Botnia va a tener que convivir con la resistencia de un pueblo y parte del otro, porque en Uruguay se están levantando voces de protesta también», insistió el entrerriano.