Actividad superó 2008 sin caídas trimestrales y creció 8,9% anual.

Crecimiento del consumo interno explicó buena parte de la expansión económica

POR FEDERICO COMESAÑA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Aún con una caída en el valor agregado de sectores fundamentales de la actividad local, la economía uruguaya continuó creciendo durante el último trimestre de 2008, para cerrar el año con una expansión de 8,9%, según arrojó la medición de Cuentas Nacionales elaborada por el Banco Central (BCU).
Medido en moneda extranjera, el Producto Bruto Interno (PBI) de la economía local alcanzó los

US$ 32.202 millones, superando ampliamente el máximo histórico de US$ 24.269,3 millones registrado en 2007. Esta variación se explicó tanto por el crecimiento de la actividad a nivel local como por la caída de 10,7% del valor del dólar.

La publicación de las cifras de actividad correspondientes al cuarto trimestre de 2008 coincidieron con una actualización de la metodología utilizada por el BCU, lo que impide la comparación de los nuevos datos con los valores contenidos en mediciones anteriores (ver página 10).

Actividad. Salvo por el caso del suministro de electricidad, gas y agua, todos los subrubros de actividad registraron en el último año una fuerte expansión. Sin embargo, en el último trimestre del año, la mayoría registraron retrocesos respecto al período julio-setiembre. El crecimiento de la actividad en 2008 se explicó fundamentalmente por el incremento del volumen de producción en el área industrial –con una tasa de 17,3%–, y en el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones –con un crecimiento de 27,1%–. Ambos rubros explicaron dos terceras partes de la expansión de la economía durante el último año.

La agricultura, ganadería, caza y silvicultura registraron un crecimiento de 5,7% en 2008, luego de haber caído 5,2% en volumen el año anterior. En tanto, comercio, restaurantes y hoteles, registraron una expansión de 10,5%.

Sin embargo, estas cifras contrastan con lo ocurrido el último cuarto del año si se lo compara con el tercer trimestre de 2008, donde sectores como el agro, la industria, la construcción y el comercio registraron caídas en su valor agregado.

La industria manufacturera fue la actividad más perjudicada durante este período, con un retroceso de 2,5% en términos desestacionalizados. La agricultura, ganadería, caza y silvicultura, registraron una caída de 3,1%, mientras que comercio, restaurantes y hoteles mostraron un retroceso de 2,1%.

Aún así, el dinamismo del sector transporte, almacenamiento y comunicaciones, con una expansión de 8,8%; el de suministro de electricidad, gas y agua, con un incremento de 8,7% de su valor agregado, y el aumento de 2,9% en otras actividades, llevó a un aumento del nivel agregado de la economía de 0,8% durante el cuarto trimestre del año, frente al período julio-setiembre.

Destinos. Al evaluar el crecimiento del PBI de la economía local en 2008 desde la perspectiva de la demanda de bienes y servicios, se obtiene que buena parte del incremento de la actividad se debió al incremento de la demanda interna por motivo de consumo, tanto a nivel público como privado.

Al mismo tiempo, la inversión –medida a través de la formación bruta de capital fijo– y las exportaciones de bienes y servicios, registraron tasas positivas de evolución durante el último año.

El consumo final registró una tasa de crecimiento de 8,8% durante 2008, superior al 7,3% registrado en el año anterior. Dentro de la categoría, el gasto privado marcó la mayor variación (8,8%) frente a un incremento levemente menor (8,6%) por parte del Estado.

En materia de inversión, la formación bruta de capital fijo creció 18,1%, tres veces por encima de la tasa registrada en el año anterior. En el sector privado, el volumen de bienes duraderos tuvo un alza de 15,7%, frente al 28,1% del sector público. La variación de existencias, en tanto, se vio más que duplicada en el año y las exportaciones de bienes y servicios crecieron 10,5%, frente al 8,2% de 2007.