Acuerdo en el Mercosur allana el camino para un TLC con Europa.

POR MANUEL SÁNCHEZ DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

El acuerdo alcanzado por el Mercosur permitirá allanar el camino para las negociaciones con la Unión Europea con el objetivo de lograr un acuerdo comercial entre ambos bloques.

En el plano más inmediato, Uruguay salió fortalecido en su propósito de convertirse en polo logístico regional, según valoraron distintos actores del sector, tanto públicos como privados.

El acuerdo alcanzado el martes en la cumbre de presidentes de los países miembros del Mercosur de eliminar el doble cobro del Arancel Externo Común (AEC) es «una señal política muy fuerte y muy clara de la voluntad del bloque para alcanzar un acuerdo comercial con la Unión Europea», afirmó a El Observador el director de asuntos internacionales del Ministerio de Ganadería y representante uruguayo en las negociaciones, Mario Piacenza.

La decisión adoptada por los presidentes del Mercosur determina que los productos extrarregionales que ingresen al bloque pagarán un único arancel en la primera aduana, y después podrán circular libremente por el resto de los países.

El acuerdo establece un mecanismo de compensación para la distribución de la renta aduanera. Asimismo, la medida evita el doble gravamen sobre los bienes intermedios extrarregionales que se incorporan a la producción industrial de un país miembro, siempre que el agregado de valor no sea suficiente para que obtenga la denominación de origen, informó a El Observador una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

circulación. Piacenza destacó que «la señal que se da a los europeos de cara a un acuerdo comercial es la consecuencia de una decisión que apuntó a avanzar en el proceso de integración regional».

El jerarca sostuvo que «la incapacidad de los cuatro países de acordar la eliminación de la doble tributación para el ingreso de mercaderías extrazona durante las negociaciones mantenidas entre ambos bloques en 2004 fue una de las razones principales que trancaron un acuerdo».

Por su parte, el canciller Luis Almagro manifestó ayer a radio Carve que «una negociación con la Unión Europea definitivamente tiene que tener algunos estándares y criterios comunes».

Además, señaló que «para negociar tenemos que tener una triple agenda, un externa con la Unión Europea, una Mercosur, de forma de consolidar elementos comunes, y una agenda país a fin de posicionarnos mejor internamente».

Por su parte, el presidente de la Unión de Exportadores, Alejandro Bzuroski, señaló que el acuerdo alcanzado en el bloque «es un paso que todos reconocen como previo para alcanzar un pacto entre Mercosur y la Unión Europea. Esa es la importancia que tiene para el sector exportador».

Por otra parte, Piacenza destacó que el Mercosur tendrá mayor peso para negociar por el escaso impacto que registró la economía regional tras la crisis. «Al recortar el gasto público, los países europeos reducirán la demanda, afectando la producción y el empleo, por lo que les resulta necesario acordar un pacto comercial con un bloque como el Mercosur», señaló.

Logística. El presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alberto Díaz, indicó que «la decisión del bloque va en el sentido al que nosotros apuntamos de convertir al país como polo logístico regional». Agregó que la creación de un código aduanero común «unifica normas y criterios, lo que supone alcanzar acuerdos».

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Alfonso Varela, dijo a El Observador que la eliminación del doble cobro del AEC favorecerá a «los sectores vinculados con la logística, por la vocación que pretende tener el país como proveedor regional de servicios portuarios».

Nicolás Saráchaga, gerente general de la empresa logística Repremar, señaló que la «eliminación de la doble tributación es positiva para Uruguay, a través del impacto que tendrá una mayor circulación de mercadería en tránsito sobre el sector logístico».