Adeom denuncia a la IMM ante la OIT por no pagar aumento

Adeom solicitó una nueva entrevista con el intendente, Mariano Arana, y en los próximos días enviará una carta al presidente del Encuentro Progresista (EP), Tabaré Vázquez.

El sindicato pretende que el tema del aumento de salarios sea analizado en el EP.

La dirigente recordó que el acuerdo aseguraba ajustes semestrales del 100% de la variación del Indice de Precios al Consumo (IPC), incrementos de 1% en octubre de 2003 y 2004, una prima de 350 pesos para útiles escolares, mutualista para el funcionario, cónyuge e hijos, además la emergencia móvil, servicio de acompañante y servicio odontológico.

La decisión de la Intendencia de no cumplir con el convenio para no aumentar los impuestos generó malestar en el gremio y llevó a un paro de más de dos meses que terminó sin lograr un acuerdo.

Durante el conflicto se registraron hechos de violencia y agravio contra algunos directores que derivaron en un enfrentamiento entre el sindicato y las autoridades de la Intendencia.

En marzo de este año, los municipales recibieron el último aumento que fue del orden del 10%.

Sin embargo, la Intendencia no aprobó un nuevo incremento en el mes de julio porque la recaudación había disminuido un 10%.

AUMENTO. La semana pasada los representantes del gremio se reunieron con las autoridades y solicitaron un nuevo incremento para el mes de setiembre.

En esa oportunidad, las autoridades expresaron que el incremento de salario dependerá de la recaudación de la comuna.

Adeom solicitará la próxima semana una entrevista a la Mesa Política del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) y una reunión con el intendente de Montevideo Mariano Arana para analizar los incrementos salariales y el nuevo sistema de contenedores que quiere instalar la comuna a partir de noviembre.

Los funcionarios de la Intendencia pretenden que la administración municipal apruebe un nuevo aumento salarial para el próximo sueldo que cobrarán en setiembre.

Los municipales recordaron que la Intendencia no cumplió con el convenio salarial que había acordado con los trabajadores.

Los municipales saben que deben lograr un acuerdo antes de que la Junta Departamental comience a tratar la Rendición de Cuentas, ya que uno de los artículos condiciona los ajustes salariales a los ingresos del municipio para mantener el «equilibrio presupuestal».

Según indica el artículo 24 de la Modificación presupuestal que envió la Intendencia a la Junta Departamental los próximos incrementos de salario se deberán calcular de acuerdo a la variación del Indice de Precios al Consumo (IPC) y el nivel de ingresos de la comuna.