‘Aduana piquetera’ será denunciada ante La Haya

EL CANCILLER Reinaldo Gargano aseveró ayer que el equipo jurídico que representa a Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, incorporará «todo aquello que aporte a la verdad» en la respuesta a la demanda argentina, conocida en lenguaje jurídico como duplica, , que será presentada el 29 de julio ante el tribunal internacional. Desde su punto de vista, la implementación de un sistema de tarjetas para permitir el cruce de la frontera por parte de los piqueteros argentinos «corrobora» la violación del derecho de libre circulación de bienes y personas.
El ministro calificó como «inenarrable» la situación en el puente internacional Libertador General San Martín, donde un grupo de piqueteros «se ha convertido en la autoridad migratoria entre los dos países» al emitir tarjetas que habilitan el paso a personas elegidas por ellos.
Altas fuentes de la Cancillería dijeron a Ultimas Noticias que hasta que la prensa dio a conocer la existencia de las tarjetas, el Ministerio solamente contaba con «datos informales» al respecto. Sin embargo, la publicación de estos hechos en El Telégrafo de Paysandú y posteriormente en otros medios permitió contar con los testimonios de los integrantes de la Asamblea de Gualeguaychú. «Todo formará parte de la duplica», expresaron las fuentes.
Mientras Uruguay prepara su estrategia jurídica, los ambientalistas se mantienen firmes en su lucha y ayer concentraron alrededor de 500 personas en el puerto de Buenos Aires para protestar contra Botnia. El acto sirvió como marco para extender su rechazo a los proyectos de Ence y Stora Enso, ya que aseguran que dichas plantas afectarán a «veinte millones de personas».
Aprovechando el «recambio» de fin de mes, los activistas repartieron volantes bajo estrictas medidas de seguridad sin protagonizar enfrentamientos con los efectivos policiales, a diferencia de lo ocurrido a mediados de enero.
Acompañados por la dirigente piquetera «Nina» Peloso, los manifestantes pidieron a los turistas que no viajaran a Uruguay para no contribuir con la economía de quienes «como Judas, entregan el patrimonio ambiental y fluvial común a los extranjeros». Luego de recibir los folletos, los viajeros pudieron continuar su marcha sin que se registraran altercados.
Los ambientalistas, por su parte, retornaron a Gualeguaychú para organizar el festival musical de protesta que tendrá lugar el domingo entre las 20 y las 22 horas en el río Uruguay. La manifestación incluirá la presentación de grupos musicales en un escenario que estará montado sobre un barco ubicado frente a Botnia.