Agazzi: ‘Venimos trabajando sobre la sequía desde 2005’

El ministro de Ganadería, Ernesto Agazzi, quien fue el interpelado, manifestó a En Perspectiva que el gobierno “viene trabajando sobre la sequía desde 2005” y que se han tomado varias medidas –incluso las sugeridas por la oposición– para auxiliar a los productores. Frente a las críticas por haber reaccionado tarde ante la situación indicó que el ministerio no puede “hacer bulla” porque se “agranda el problema”. Con respecto al acceso a créditos de fomento agregó que “hacen falta instituciones financieras que atiendan situaciones específicas” que los bancos no pueden resolver.
(emitido a las 7.50 hs.)

EMILIANO COTELO:
En el panorama nacional les propongo detenernos en los ecos de la primera interpelación de este año 2009.

La Comisión Permanente del Poder Legislativo aprobó, sólo con los votos del Frente Amplio, una moción de respaldo al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ernesto Agazzi, señalando que la información vertida durante la interpelación había sido seria y profunda.

El motivo del llamado a Sala era analizar la situación de sequía que afecta al país y las medidas que el Poder Ejecutivo viene tomando al respecto. Después de casi nueve horas de interpelación se aprobó por 6 en 11 –sólo con el apoyo del oficialismo- una moción que considera que la información vertida por el ministro ha sido seria y profunda. Se agrega que la Comisión Permanente entiende que en este tema “no debemos caer en especulaciones partidarias reñidas con la responsabilidad que como toda sociedad tenemos frente a las graves consecuencias de la sequía” y expresa asimismo, su solidaridad con quienes lo sufren.

Por otro lado, en el Partido Nacional, que impulsaba esta convocatoria y que tuvo a Francisco Gallinal y a Sergio Botana como los miembros interpelantes, los legisladores presentaron una moción que no contó con los votos necesarios y que señalaba que las medidas adoptadas por el Ministerio de Ganadería no son suficiente respuesta a la crisis y por ende corresponde evaluar las propuestas positivas reales y posibles realizadas por los interpelantes.

***

EC – Ayer a esta hora conversábamos justamente con el diputado Sergio Botana para conocer un anticipo de lo que se iba a plantear desde el Partido Nacional, ahora dialogamos con el ministro Ernesto Agazzi.

Por supuesto que el tema daría para mucho pero empecemos por algún lado. Uno de los planteos, uno de los puntos que a los blancos les preocupaba ayer era que -según su visión- el gobierno no entendió la sequía, el gobierno reaccionó tarde ante la sequía. ¿Sobre ese punto usted qué contestó?

ERNESTO AGAZZI:
Yo contesté que nosotros venimos trabajando sobre la sequía desde 2005. Las nueve medidas de mitigación que estamos llevando a cabo, algunas empezaron con decisiones de 2005. Por ejemplo, toda la producción de información que nos permite seguir el fenómeno meteorológico y el fenómeno agrometeorológico de sequía la oposición la fundamentó en datos que producimos nosotros para que estén disponibles para los análisis, con una metodología de sistematización de los datos que antes no existía. Yo recuerdo que en el 2005, cuando llegamos al gobierno, hubo una sequía sobre la cual no pudimos hacer nada porque no había herramientas, ahora hay leyes que crean fondos que nos permiten mitigar los efectos de la sequía.

Ahora hay un sistema de información que nos permite conocer seccional policial por seccional policial -las 275 que hay en el territorio uruguayo- cuánta agua hay disponible en los suelos, cuántas vacas, cuántas ovejas, cuántos pozos de agua, entonces ahora tenemos una herramienta de monitoreo, eso es política de previsión.

Ahora tenemos 800, 900 beneficiarios con el Plan de Sequía 1 que consiste en construir tajamares, pozos y tanques australianos para que los productores tengan disponible agua por si viene una sequía y eso ha sido un éxito en los cinco departamentos donde está culminando, porque esos tajamares tienen todos agua, a esos productores no les falta agua y ahora está para empezar en otros cinco departamentos. El Consejo Agropecuario recientemente ha decidido proponerle a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) que consiga los recursos para hacerlo en todo el país, de modo de tener una política de previsión. Me parece que estas cosas no eran visibles por quien no estaba informado.

EC – Claro pero por ejemplo ayer Botana lo cuestionaba a usted por haber afirmado a comienzos de enero que sólo había sequía en el 14% del territorio, y usted efectivamente mantuvo con respecto al problema de la sequía un discurso muy cauto hasta mediados del mes pasado. ¿Por qué fue eso cuando la realidad estaba marcando ya otra cosa? Gallinal decía: “El gobierno no se colocó desde el arranque en el lugar del productor”.

EA – Sí porque el gobierno no es productor y el gobierno no es oposición. Yo te lo planteo a ti como periodista: tú podés jugar con algunos temas un papel de incendiar la pradera y exagerar las cosas pero si tú sos el responsable administrativo de las decisiones que hay que tomar tenés que ser muy prudente. Lo que hizo el ministerio fue trabajar permanentemente, porque hay medidas de mitigación que nosotros empezamos a aplicar en octubre y en noviembre, eso es real.

EC – ¿Qué medidas por ejemplo?

EA – Por ejemplo préstamos para productores ganaderos que estaban en zonas afectadas por la sequía para comprar forraje a través del proyecto ganadero. Ayer yo informé cuantos beneficiarios tuvo y cuanta plata gastamos, hubo varias medidas de este tipo.

Pero lo que no podía hacer el ministro es salir él con el discurso de los productores afectados porque esta es una cosa muy sensible para la sociedad, hay que tener mucho cuidado con los aspectos sicológicos de esto. Si nosotros salimos a hacer bulla desde el ministerio agrandamos el problema y yo creo que nos convertiríamos nosotros en el problema en vez de ser los que vamos tomando las medidas.

Porque aquí hay un asunto más profundo -yo estuve al tanto de la tertulia en que ustedes estuvieron discutiendo sobre este tema-. La sequía no es como una llave de luz que está hacia arriba o hacia abajo, la sequía es un proceso largo que empieza con lo meteorológico, que sigue con los suelos y su consecuencia sobre la agricultura, que sigue con lo hidrológico con las reservas profundas y que termina con el funcionamiento de la sociedad y la economía, es un proceso largo. En qué punto de todo ese proceso estamos nosotros, cómo lo vamos monitoreando y qué medidas vamos tomando. Porque hay gente afectada por la sequía que con frecuencia pretende que se tomen todas las medidas posibles en un momento de mucha preocupación y de angustia. Ojo con las angustias, cuando aparece una persona con una enfermedad, frecuentemente se dice: «hay que vacunar a todo el mundo». A nosotros nos ha pasado con la brucelosis en este momento, hay lugares con brucelosis en Rocha: “hay que vacunar en todo el país obligatoriamente, a todo el mundo para estar seguros”, pero las estrategias no puede ser aplicar todas las medidas de golpe y al principio.

EC – Otra de las críticas que se escuchó ayer durante la interpelación y que Botana anticipaba temprano es que las medidas que ahora ha ido tomando el gobierno se evalúan como escasas, como de poco impacto, eso lo señalaban desde el Partido Nacional, pero además que están efectivizándose de manera lenta y aludían concretamente a la distribución de ración y de suplemento alimenticio para el ganado. ¿Qué dice usted sobre ese tema?

EA – Yo les expliqué porque aquí hay una cosa que está pasando en todo el país y los legisladores tienen que estar informados, me parece que la sesión de ayer fue muy buena para que los legisladores se enteren de una cantidad de cosas que están pasando.

Yo te sugiero que para esto trates de tomar contacto con los agricultores que están organizando estas distribuciones en el territorio. Me parece que al opinar sobre aquello de lo cual soy responsable corremos el riesgo de que yo lo defienda en demasía. Preguntale a los actores, porque acá tenemos un problema, si nosotros compramos 20 millones de toneladas de ración y la ponemos en los camiones, entre la ración que tenemos en el puerto y que salen los camiones y los terneros comiendo hay una cadena de hechos donde la estrangulación va a ser la logística, ¿adónde llega?, ¿cómo se distribuye? ¿Eso lo podemos apurar por una discusión parlamentaria?

Me parece que fue bueno para que se conozca que ahora la ración está llegando a todos los departamentos del país, a todos los centros de distribución y que todas las gremiales están participando en la organización de la distribución.

EC – Por otro lado se insistía en que se requieren más medidas y el senador Francisco Gallinal mencionó varias pero yo selecciono algunas: libre importación de raciones y forrajes, incentivar la siembra de avena en febrero y marzo, acceso a fuentes de crédito, descuento del IVA al gasoil, exoneración del IVA a plastiductos, bebederos y demás insumos para instalaciones de riego, reducción de un 50% de la alícuota de la contribución inmobiliaria y partida compensatoria para los gobiernos departamentales, prórroga de aportes patronales y personales al Banco de Previsión Social (BPS). ¿Qué responden desde el gobierno?

EA – En realidad, el senador Gallinal se enteró de que casi todas esas ya están tomadas, si quiere las miramos una por una. En realidad la importación libre de forrajes está decidida por un decreto de hace años, ni siquiera es de esta administración. Los créditos están habilitados.

EC – ¿A qué créditos se refiere?

EA – ¿Cuáles fueron los que leíste? Léeme uno por uno y te digo en qué punto están.

EC – Se lo planteaba en términos generales…

EA – …En términos particulares la mayoría de esas cosas ya están tomadas. Por ejemplo, el lunes se hizo un llamado a precios para la compra de semillas, vamos a comprar semillas para plantar 50.000 hectáreas de pastura en todo el país y las vamos a distribuir junto con la ración. La ración es un poco, es para los animales que tienen los productores familiares, pero eso es para que coman hoy; le vamos a dar semillas para que ellos planten para que los animales tengan comida mañana, y eso va a ser con el trabajo de ellos. Eso lo vamos a hacer a partir del Fondo Agropecuario de Emergencia.

Entonces no hay que pensar sólo en el ahora, hay que pensar en cuando no exista la sequía meteorológica pero igual haya una situación difícil para los productores, eso lo estamos haciendo ya. En realidad cuando él planteó eso le mostré la resolución de lo que ya habíamos empezado a hacer, en eso tenemos una coincidencia.

Yo creo que acá no se pueden inventar muchas cosas en cuanto a las medidas que hay que tomar, la discusión es sobre cuáles hay que tomar en cada momento. Me parece que fue buena la sesión porque en realidad todos los parlamentarios–también los del Frente Amplio- se enteraron de muchas de las medidas que nosotros ya estamos tomando.

EC – Este nuevo subsidio al sector lechero ¿cómo es, cómo juega en este esquema?

EA – En este esquema los productores lácteos tienen un problema particular que no tienen los ganaderos, que no tienen los horticultores, y es que hoy están produciendo leche con un sistema productivo artificial, con animales confinados a ración.

Entonces va a haber un crédito que tiene dos etapas. En los primeros 90 días ese crédito está destinado a financiar el sobre costo de producir leche, porque las gremiales y los ministerios en el marco del Instituto Nacional de la Leche hemos decidido en conjunto que por cada litro de leche que produzca un productor hay que hacerse cargo, se va a hacer cargo de la sociedad de que ese productor siga produciendo aunque lo que él saca hoy no es suficiente para pagar los costos de producción. Esto va a ser subsidiado en una forma escalonada, como siempre hacemos nosotros; los productores más chicos van a tener un subsidio más alto, los medianos van a tener un subsidio medio y los más grandes van a tener menor subsidio.

A partir de que se decretó la emergencia agropecuaria el 14 de enero, para los segundos 90 días hay un crédito para que los productores lecheros planten pasturas.

Son los dos componentes que se acordaron, que se negociaron en el seno del Instituto Nacional de la Leche. Las gremiales han estado trabajando muchísimo haciendo propuestas, defendiendo sus puntos de vista, y nuestros técnicos en las comisiones también, lo mismo pasó en la granja. Eso ya está aprobado, falta la aplicación con letra fina, que eso va a ser objeto de las decisiones que tome la Corporación Nacional para el Desarrollo, el Banco República, cada uno de los que tiene que participar, hay que operativizarlo pero ya está decidido.

EC – Usted mencionaba algunos ejemplos de créditos pero en la Tertulia Agropecuaria del lunes uno de los puntos que aparecía en cuanto a lo que se le reclama al gobierno como respuesta a una situación como esta de crisis de sequía es justamente la facilitación del crédito para el crédito en general, no para determinado tipo de productor o para otro. Decía, por ejemplo, Pablo Carrasco en un momento del debate: “Lo que necesita un productor que entra en este tipo de crisis es dinero, es liquidez, y él resolverá después si va a utilizar el dinero para salvar sus animales dándoles los tres kilos de ración por día que precisa o si venderá sus vacas a precio de pollo y las repondrá al doble de valor y en ese momento tendrá que tener la liquidez para no desaparecer, para volver a comprar la vaca a 300 dólares para usarla donde quiera. La clave es que haya liquidez, que el productor pueda tener liquidez, entonces no se estaba pidiendo necesariamente un subsidio, no se estaba pidiendo un regalo, se estaba pidiendo acceso a crédito que, se sostiene, es algo complicado, que no es fácil de obtener en el sistema financiero en circunstancias como esta». ¿Qué responde usted?

EA – Me parece interesante ese planteo de Pablo, eso obedece a una visión empresarial que es imprescindible tener sobre la mesa en estos momentos. Así no razonan los productores, así razonan los empresarios y ese punto de vista es importantísimo.

Yo te voy a contestar con esto: el crédito del Banco República para la lechería estaba disponible a partir del 1º de diciembre del año pasado, eso era sólo para los lecheros bancarizables –que son 900-, para los que tienen antecedentes y pueden cumplir con los requisitos que exige el Banco República. Todos los demás productores lecheros tenían un crédito por la vía de la Corporación Nacional para el Desarrollo que tenía un mecanismo distinto.

¿Sabes lo que nos llamó poderosamente la atención a nosotros? Que a un mes de estar disponibles esos créditos había muy poca demanda. ¿Por qué? Uno puede tener distintas interpretaciones… en realidad los animales estaban relativamente bien, en realidad era más el temor a lo que iba a pasar que lo que realmente le estaba pasando a los productores. A los productores les pasó lo mismo que a nosotros, las reservas que tenían para el otoño que viene las utilizaron a partir de noviembre-diciembre. No precisaban sacar un crédito porque tenían la reserva, la gente no fue a sacar los créditos inmediatamente a pesar de que en el Instituto Nacional de la Leche las gremiales lo fundamentaron, lo defendieron y nosotros también lo defendimos y lo pusimos operativo, pero en realidad no hubo mucha demanda, la demanda empezó a partir de mediados de enero.

EC – Bueno justamente a partir de esa demanda, y hablando ya en términos generales, no sólo de los lecheros, Guillermo Vila, otro de los contertulios del lunes, productor y asesor de empresas, decía que cuando uno va al banco a pedir uno de estos créditos resulta que el trámite demora seis o siete meses y salen con tasas de interés leoninas de más del 10% y exigiéndose garantías demasiado fuertes, con lo que se vuelven impracticables.

EA – Hay muchos bancos en el Uruguay ¿no? Si estamos apostando a la libre empresa y a la economía de mercado vamos a otro banco. Hay muchos bancos, hay una oferta grande de bancos, todo el mundo ahora se pone a criticar al Banco de la República y capaz que en algunos aspectos yo me sumo, pero vayamos a otros bancos…

EC – …Pero el Banco República en particular, ¿no tiene un papel a jugar en esta materia?

EA – Preguntale al Banco República ¿yo qué tengo que ver?

EC – Bueno, desde el gobierno se puede comunicar…

EA – …El Banco República no es un banco de fomento es un “banco-banco”.

EC – Pero desde el gobierno se coordina con el Banco República.

EA – Se coordina sí, nosotros para los préstamos lecheros coordinamos con el Banco República y con la Corporación e hicimos una operación conjunta, tratamos de usar esa infraestructura, esa experiencia, ese capital que tiene el país en el Banco de la República, pero el Banco de la República es un banco muy grande que se guía por todas las normas bancarias y no es una institución dedicada a los créditos de fomento, a los créditos de promoción, el Banco República es un banco.

Me parece que lo que está pasando acá es que están haciendo falta instituciones financieras para lo que la realidad del país precisa. Nosotros aquí tenemos un sistema muy atrasado en este sentido, tenemos un banco grande -el Banco de la República-, clásico, que se guía por las normas de Basilea, que está controlado por el Banco Central, un banco que forma parte de la oferta bancaria nacional. Después tenemos la Corporación Nacional para el Desarrollo , que la hemos estado recuperando mucho, la recuperamos del pozo y está haciendo actividades de facilitación de créditos promocionales para el desarrollo. Pero nos está faltando toda una gama de instituciones financieras que atiendan situaciones específicas para las cuales los bancos no son los instrumentos adecuados.

Vemos en otros países que hay bancos mucho más ágiles, más chicos. Hoy en día, con la tecnología que hay, con una tarjeta magnética podes sacar dinero casi en el acto, podes mandar por internet los antecedentes, así como funciona el clearing de informes tendría que funcionar un clearing de préstamos para el desarrollo, y eso el Banco República no puede hacerlo porque es una institución de otro tipo.

EC – Lo último por hoy, pese a que su vez daría pie a una entrevista entera. Había dicho el presidente Vázquez hace pocos días que en función del análisis que se está haciendo en el gobierno sobre el proceso del cambio climático se estaba trabajando en la preparación de un nuevo modelo para la actividad agropecuaria en Uruguay. ¿Qué hay de eso?

EA – Esa es una iniciativa del señor presidente que nos encomendó trabajar a los ministerios respectivos y vamos a empezar a trabajar, me parece que es una cosa interesante.

EC – Recién está en esa etapa de comenzar a trabajar.

EA – Eso fue lo que él dijo, que empecemos a trabajar.