Aguardan misión del FMI para capitalizar el BROU

La aprobación de la fórmula para capitalizar el Banco República (BROU) en la que trabaja el gobierno desde hace meses no se concretará hasta que sea analizada con la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) que llegará a Uruguay la próxima semana para monitorear la marcha del programa económico.

El plan de capitalización apunta a consolidar la situación patrimonial del banco estatal y tiene como elemento fundamental la realización de un préstamo subordinado de U$S 100 millones a diez años de plazo, con cinco de gracia, con recursos provenientes del Fondo de Estabilización del Sistema Bancario. El directorio del BROU ya aprobó una propuesta relativa a este préstamo subordinado que fue elevada al Ministerio de Economía y Finanzas.

Los distintos elementos del plan de capitalización están asimismo supeditados a un plan de negocios que los técnicos del banco están elaborando y que también será analizado con la misión del FMI.

Fuentes del BROU dijeron a El País que este plan tiene un horizonte temporal de tres años e incluye una serie de acciones de implementación durante el primer año, además de metas cuantitativas precisas. «No hay en ese plan un cambio sustancial con respecto a lo que el BROU ha venido haciendo en el último año, cuando ha actuado como un banco comercial más», dijeron las fuentes.

MEJORA PATRIMONIAL. El BROU perdió U$S 188 millones en 2002 y su directorio tiene la intención de mejorar su situación patrimonial, para que supere en al menos un 50% el mínimo que se le exige por parte del Banco Central del Uruguay como forma de transmitir tranquilidad a sus clientes en relación a su solidez. Otra señal con el mismo objetivo recientemente emitida ha sido el adelanto del pago del 25% de los plazos fijos que fueron reprogramados a tres años.

Como parte del plan estratégico, para este año el banco se ha propuesto abatir el porcentaje de créditos vencidos del 55% al 44%, recuperando U$S 120 millones de créditos otorgados.

El gobierno se comprometió con el FMI a que el BROU mejorará la administración y el control de sus carteras de crédito.

Complementariamente, se analizan formas para que distintos organismos estatales, incluyendo Intendencias, Ministerios y empresas públicas compensen al banco por deudas no pagadas con la entidad por alrededor de U$S 100 millones. A este grupo de adeudos se los considera de muy difícil cobranza.

El presidente del BROU, Daniel Cairo, ha señalado que el banco está unos U$S 20 millones por encima de los requisitos patrimoniales mínimos. «Estamos muy justos», ha señalado.

Todo este proceso será complementado con la absorción de funcionarios del Banco de Crédito y del Banco Hipotecario (BHU) que fueron declarados excedentarios y programas de prejubilación para sus empleados.

DECRETO. La modalidad de esta absorción será definida en un decreto que el Poder Ejecutivo se apresta a emitir. Los funcionarios del Crédito pasarán al BROU a razón de uno por cada tres que se jubilen, con contratos anuales prorrogables y en régimen de derecho privado. Fuentes del BROU explicaron que se trabaja en la definición de la forma en que el Ministerio de Economía compensará económicamente al banco estatal por la contratación. El sindicato bancario pretende que todo lo relativo al pasaje de los trabajadores del Crédito al BROU se plasme en un convenio.

Al mismo tiempo, el BROU espera los informes de su gerencia de Recursos Humanos y de sus servicios jurídicos para definir la forma en que implementará un plan de retiro incentivado para los funcionarios con más de 57 años de edad.

Otra parte del esquema de capitalización en el que también se trabaja es la compensación al BROU por los depósitos a plazos fijos del BHU que debió asumir como propios por disposición legal el año pasado.

La semana pasada, el BROU aprobó una serie de medidas que apuntan a flexibilizar horarios y a modificar los criterios con que se remunera a los cajeros como paso previo para dar su visto bueno al pasaje de los funcionarios del Crédito.