Ajuste salarial de públicos será en julio por 100% de inflación

Empero, el gobierno negociará el tiempo y la forma en que abonará la recuperación salarial, establecerá el porcentaje de pérdida y fijará las dificultades de la administración para otorgar partidas extraordinarias como reclaman los integrantes de Cofe.

Por otra parte, la administración del presidente Tabaré Vázquez mantendrá un estricto control de gastos y restricciones en el funcionamiento de todos los ministerios, a los efectos de financiar el Plan de Emergencia con el presupuesto vigente.

El gobierno aguarda cumplir las metas económicas de acuerdo «a la compleja realidad y a las condiciones que se establezcan con los organismos internacionales de crédito», según señalo a El País, el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Daniel Mesa.
«Las metas económicas condicionan qué es lo que se puede hacer y cómo se distribuye en el tiempo», afirmó el jerarca tras indicar que se aguarda obtener «un superávit primario» importante.

Subrayó en otro orden que en la elaboración del Presupuesto Quinquenal se podrá determinar «qué se puede hacer y cómo se distribuye en el tiempo».

SALARIOS. Mesa expresó que el gobierno le planteará hoy a los integrantes de Cofe la imposibilidad de ajustar los salarios en mayo, tal como lo reclamaban los trabajadores. Añadió que el ajuste se realizará en julio y que el porcentaje será el de la inflación.

Respecto al reconocimiento que reclama Cofe sobre la pérdida salarial que tuvo el sector público en los últimos cinco años, Mesa afirmó que la administración la admitirá. Sin embargo, en las negociaciones que llevarán adelante hoy en el Edificio Libertad, comenzarán a delinear la forma y el tiempo en que el gobierno podrá pagarlo.

La pérdida total del salario entre marzo de 2000 y febrero de 2005 fue del 19,85%. En los públicos representó el 14.92% y en el sector privado el 22.29%. Aunque oficialmente las organizaciones de jubilados no realizaron ante la OPP un planteó específico de incremento a las pasividades, el gobierno mantendrá el mismo criterio que para los públicos.

POSTERGACION. En otro orden el jerarca de la OPP destacó que «el margen de maniobra» que tiene el gobierno es limitado y que por ello se mantendrá el control estricto de gastos y las restricciones en el funcionamiento de las carteras.

Precisó que aún no existe una radiografía general sobre cada uno de los ministerios, ni las deudas que tienen en total las carteras. Estimó que el estado general de los ministerios se conocerá cuando concluyan las auditorías.

Mesa recordó que el presupuesto vigente es el mismo del año anterior, y que con él deberá financiarse el Plan de Emergencia, debido a que el apoyo de los organismos internacionales llegará más adelante.

El subdirector de la OPP explicó que el recorte de gastos que se realizó en la mayoría de los ministerios y los planes de ahorro, apuntan al financiamiento del Plan.

El ministro de Economía, Danilo Astori, había señalado que el gobierno iba a destinar unos U$S 70 millones en 2005 para el financiamiento del Plan. Mesa remarcó que se toma esa cifra, pero hasta tanto no se conozca el número total de personas que abarcará, no se podrá afirmar cuánto insumirá.

El tema de las limitaciones que tiene la administración y la postergación de los planes que aspiraba desarrollar, centró en parte el análisis que realizaron el lunes 11, Vázquez con los integrantes del gabinete.

En la reunión se planteó que por la difícil situación de las carteras ante la «herencia» de la administración Batlle, el gobierno debería aplazar algunas de las metas previstas. Mesa dijo que las medidas que se podrán realizar en el futuro, así como las que no se desarrollarán «se reflejarán en la discusión presupuestal».