Ala dura de la izquierda desafía a la dirigencia moderada del PIT

POR LORELEY NICROSI DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Si la izquierda piensa que, en caso de llegar al gobierno, blancos y colorados le pueden plantear una dura oposición, debería primero mirar entre sus aliados porque quizás esté durmiendo con su futuro enemigo. Sectores de tendencia radical –algunos integrantes del conglomerado y otros no frenteamplistas– sindicatos y militantes de organizaciones sociales darán una demostración de resistencia a los grupos de izquierda moderada cuando el sábado hagan públicos sus cuestionamientos a la dirección del PIT-CNT, durante la celebración del 1º de Mayo.
Bajo la consigna “por un movimiento obrero, clasista, combativo, sin injerencias y sin yankees”, integrantes de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom), del sindicato del transporte, del taxi, del movimiento de desocupados y de la Federación de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) se están agrupando en la zona de La Teja y el Cerro y llegarán al acto del Día de los Trabajadores en una columna que encabezará el ex dirigente tupamaro Jorge Zabalza.

Aunque aun no fue definido, es probable que la columna que arribe procedente de esos barrios de tradición obrera y frenteamplista, se ubique de espaldas al estrado que se instalará en la plaza Mártires de Chicago o que abandone el acto tras dejar sus pancartas como señal de desacuerdo, admitieron a El Observador los dirigentes Aníbal Varela (Adeom) y Marcos Lombardi (Raincop).

Según los sindicalista, la actual dirección de la central obrera “no representa” a todos los trabajadores ni responde a las necesidades de los “más de 250 mil desocupados”.

Por su parte, Zabalza expresó que participará de la marcha como un ciudadano más. El dirigente radical escindido de la Corriente de Izquierda decidió alejarse de la actividad partidaria para volcarse a la militancia social.


Debate. Estas señales de oposición interna al movimiento sindical tiene su correlato en el terreno político, ya que la mayoría de los sindicalistas moderados son dirigentes de los partidos del Encuentro Progresista. Derecho, el último gran enfrentamiento se dio luego de que gremialistas moderados participaron en una reunión con delegados de la embajada de Estados Unidos. En tanto los grupos moderados de la izquierda apoyaron esta iniciativa, el movimiento 26 de Marzo y sindicalistas radicales alentaron un escrache contra quienes asistieron a la reunión.

A partir del jueves los radicales instalarán un campamento en la entrada del Cerro, frente a la plaza en honor a los trabajadores de la carne, y allí se analizará la actitud “del movimiento obrero frente a la posibilidad de un gobierno progresista”.

Estarán invitados ex dirigentes de la central sindical, jubilados de las curtiembres, de la carne y de ANCAP, así como integrantes de los gremios de municipales, Ascott, la Plenaria Memoria y Justicia, la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS), representantes de la Mesa Zonal de Fucvam del Cerro y La Teja, del sindicato del taxi, de la salud y de químicos. El movimiento de desocupados que se congrega en La Cachimba del Piojo, también participarán del debate sobre el movimiento sindical.

“Al movimiento obrero le falta mayor democracia y participación de la gente”, dijo Varela, y explicó que la idea es que la celebración del 1° de Mayo no implique un acto de “conciliación como lo propicia la gente que va a comer con los enemigos”, indicó en alusión al polémico almuerzo con representantes de la Embajada de Estados Unidos.

Varela y Lombardi admitieron que los problemas con la dirección del PIT-CNT arrastran “desde tiempo atrás” pero que se agudizaron en los últimos meses.

“La consigna de la central para el acto es: todos juntos podemos, que es una consigna política-partidaria pensando en un futuro gobierno del Encuentro Progresista. No toma en cuenta que no todos los trabajadores están identificados con esa fuerza política. Por eso nosotros reivindicamos la lucha de clases y la independencia de clase”, afirmó Lombardi.

“Creemos que no se deben marcar líneas para generar compromisos con nadie”, aseveró, y consideró que si la izquierda triunfa en las elecciones de octubre “habrá un desprendimiento, un vaciamiento en el PIT-CNT”.

Subrayó que el “vaciamiento se producirá porque varios dirigentes (de la central) van a dejar las butacas de madera por asientos de pullman”, y estimó que esa renovación permitirá el acceso de nuevos líderes sindicales.

Respecto al acto del Día de los Trabajadores Lombardi dijo que la columna procedente del Cerro y La Teja partirá de esas zonas a las 12 horas, pero que previamente en asamblea se determinará la actitud que adoptarán en la concentración en la plaza Mártires de Chicago.