Alerta por posible falta de gas que viene de Argentina

El secretario ejecutivo de la Asociación de Grandes Consumidores de Energía Industrial, José Luis Pou, dijo a El País que planteará a los organismos ligados al mercado energético conocer cuál es el margen de acción ante la posible baja del suministro de gas desde Argentina durante el invierno.

Eso afectaría a las empresas pero podría tener efecto también sobre los hogares que utilizan esa fuente de energía. «Hay países como Chile que ya tienen un plan ante la falta de suministro desde Argentina y lo mismo debería suceder aquí», reclamó Pou.

Para el experto, una disminución de la llegada de gas o un aumento fuerte en el precio hará que las familias se vuelquen más al consumo de electricidad, generando más presión a la demanda en un momento de picos de demanda.

Los datos que vienen desde Argentina son preocupantes. Un reporte del diario La Nación del lunes señaló que -en el mejor escenario- habría un faltante de gas de 50 millones de metros cúbicos diarios durante el invierno. En el peor escenario -con más frío- el déficit ascendería a 80 millones.

Según los datos manejados en los últimos días por empresarios argentinos ante sus pares uruguayos es muy probable que suba el precio de exportación del gas desde ese país.

Una disposición oficial dispuso que el precio de la venta externa de gas debiera ser equivalente al de la fuente más cara de producción de ese país.

Se supone que esa fuente más cara será la que provenga de un buque regasificador que se instalará en el puerto bonaerense de Bahía Blanca. La operativa estará a cargo de la estatal argentina Enarsa.

El suministro estaría disponible a fines de mayo y oscilará entre 6 y 8 millones de metros cúbicos diarios de gas.

Según los cálculos el costo sería de US$ 14,5 el millón de BTU (unidad de medida para el gas). Esto es, el doble del gas que está recibiendo hoy Uruguay desde Argentina.

interrogante. Los datos que manejan los usuarios de gas en Argentina confirman que las preocupaciones dentro del sector privado en Uruguay tienen un asidero firme.

En una presentación durante la cuarta reunión de la Asociación Interamericana de Grandes Consumidores de Energía celebrada el viernes 4 en Punta del Este, los empresarios argentinos informaron que Argentina tiene «problemas para cumplir con los compromisos en el mercado interno y con la exportación». «Eso abre un gran interrogante hacia el futuro», indicó la Asociación de Consumidores Industriales de Gas de la República Argentina.

Dentro de las previsiones manejadas por la gremial está que «se profundizarán las restricciones a las exportaciones». Se prevé que Argentina «deberá seguir importando gas» para abastecer la demanda. «Aunque se destinen recursos a la exportación, la producción argentina no llegará a tiempo» para abastecer la demanda.

Los usuarios creen que seguirá existiendo un «elevado nivel de incertidumbre» con un escenario de «precios crecientes para la industria».

SALTO. A la tardecita de ayer las rocas de Salto Chico y la enorme franja costera del Río Uruguay comenzaron a ser cubiertas por las aguas para esconderlas temporariamente, después que se vieran como nunca antes en los últimos 40 años.

La demanda de energía de Argentina y Uruguay, obligó a recurrir a las reservas del embalse en la represa de Salto Grande.