Alfie anunció un proceso de recompra de la deuda

El Ministerio de Economía y Finanzas decidió profundizar el proceso de abatimiento del peso de los intereses que paga el país, para lo que destinará el producido de la recuperación de los activos de los bancos quebrados a la recompra de títulos de deuda, anunció a El País el ministro Isaac Alfie.

Entre 2003 y fines de agosto pasado el gobierno ya recompró U$S 230 millones en papeles de la deuda pública de diversos plazos «destruyéndolos», explicó Alfie, que agregó que ahora el Poder Ejecutivo se propone profundizar ese proceso con los fondos que debe recuperar de los bancos fundidos.

Alfie explicó que la recompra de deuda ya efectuada se hizo en base a diversos mecanismos. Entre ellos destacó la recuperación de activos de los bancos liquidados, canjes de instrumentos y cancelación de activos a favor del Estado con bonos soberanos, entre otros.

A partir de ahora la recompra se financiará con los fondos que el Estado logre cobrar en el proceso de liquidación. En estos momentos el Estado uruguayo es el mayor acreedor de la liquidación de esas entidades y en el caso del De Crédito es el único. Esto es así desde que subrogara total o parcialmente en ese derecho a los ahorristas a los que les devolvió la totalidad o parte de sus depósitos.

Cabe recordar que la administración de los activos de los bancos Comercial, Montevideo y Caja Obrera fue adjudicada, mediante un sistema de licitación, a la empresa Thesis Uruguay, en tanto que se encuentran en proceso de concesión los del Banco de Crédito (BDC).

Aunque Economía ya elaboró una serie de cálculos sobre lo que puede rendir el rescate de los créditos concedidos por los bancos liquidados, Alfie declinó especificar cuál es su expectativa de cobro sobre los mismos.

Los activos de los bancos Comercial, Montevideo y Caja Obrera concedidos a Thesis son de alrededor de U$S 800 millones y los que se están licitando del BDC a otros U$S 220 millones. Dado que experiencias internacionales de este tipo indican que se recupera alrededor del 25% de los créditos totales, puede suponerse que por los cuatro bancos se rescatarían unos U$S 225 millones.

JUSTICIA. El ministro explicó que en la medida que se compre más deuda en circulación, serán menores los intereses que el país pagará en el futuro, lo que a su vez redundará en que el Estado cobrará menos impuestos.

Alfie sostuvo que esta medida «tiene la misma lógica» que las rebajas aplicadas al cobro del impuesto a los sueldos y al Cofis y subrayó que «es un deber moral» del gobierno «el ahorrar la mayor cantidad de dinero posible de manera permanente para no gastar los dineros de la gente».

A modo de ejemplo explicó que con la recompra de los U$S 230 millones mencionada antes, el Estado evitó pagar unos U$S 17 millones anuales, equivalentes a lo que se gasta por alimentación infantil en el sistema de enseñanza pública. «Si fuera el caso, ese gasto en comida ahora se podría duplicar», subrayó.

Alfie recordó que para asistir a los ahorristas de los bancos quebrados el Estado tomó deuda endeudando a toda la sociedad, por lo que ahora al bajar la carga de los vencimientos y sus intereses «le ahorra dinero a la sociedad toda».

En los próximos días Economía impartirá una orden formal al Banco Central del Uruguay para que este cree una cuenta especial donde se volcará el rescate de los bancos liquidados y de donde saldrán los fondos para recomprar la deuda, explicó Alfie.