Alfie descartó partida fija a pasivos

El ministro de Economía, Isaac Alfie, descartó ayer que se pueda incorporar una partida fija de $ 500 a los pasivos cuando se determine el próximo ajuste de las jubilaciones, tal como se solicitó a su cartera a través de una minuta de Diputados.
Señaló que esta partida costaría más de US$ 150 millones, cifra superior a la rebaja del Impuesto a las Retribuciones personales (IRP), y que representa 70% del aumento en recaudación que permitió la disminución de dicho impuesto.

El jerarca se quejó que desde el Parlamento se reciben señales contradictorias en los últimos tiempos. “Los mismos sectores que suscriben que no quieren carnaval electoral, quieren un aumento. Si accedemos al aumento (dicen que) estamos haciendo demagogia, si no accedemos somos los peores del mundo”, manifestó.

Alfie subrayó que la prioridad del gobierno es eliminar el impuesto a los sueldos sin afectar la solidez de las finanzas públicas. “Privilegiamos a pasivos y a quienes perciben menores salarios cuando hicimos la reducción (del IRP). Por un lado se nos critica que hay mucha deuda y que siga aumentando y por el otro se nos pide que hagamos más gastos. No entiendo”, apuntó.

La Cámara de Diputados aprobó una minuta en la que solicita que las pasividades que no superen los 15 salarios mínimos reciban una partida fija de $ 500 cuando se disponga el próximo ajuste de las jubilaciones.

La minuta fue promovida desde la izquierda y contó con los votos del Foro Batllista y del Partido Nacional, además del Frente Amplio.