América Latina insiste en liberalizar comercio

Somos conscientes que la liberalización comercial por sí sola no alcanza para lograr el desarrollo, pero sin liberalización es muy difícil que lo alcancemos”, dijo el secretario general del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, y recordó que dos tercios de los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) son países en desarrollo.

“Un mundo con proteccionismo, con países que miran hacia adentro, que no comercian, es un mundo que se aleja peligrosamente del desarrollo. Por eso creemos en la importancia de un pronto reinicio de las negociaciones comerciales en la Ronda de Doha”, advirtió Cancela.

En la reunión, más de 30 delegados de 16 países conversaron sobre la Ronda de Doha, insistieron en la necesidad de que se eliminen los subsidios y las medidas de apoyo interno.

“Hemos demandado la coherencia con la prédica. Si realmente creemos que el libre comercio es un instrumento para el desarrollo, debemos hacer los mayores esfuerzos para que sea realmente comercio colectivo”, agregó Cancela.

Por su parte, Raúl Torres, de la División de Desarrollo de la OMC, hizo varias presentaciones sobre el comercio, el programa de Doha y el Trato Especial y Diferenciado, y destacó la importancia de que los países en desarrollo actúen “en bloque”.

“Estamos haciendo esfuerzos, tratando de juntar distintos grupos para cuando se reanuden las negociaciones”, comentó.

A su vez, Torres señaló que “es necesario hablar sobre puntos técnicos para llegar a acuerdos antes de que se reanuden”.

Asimismo, subrayó que la liberalización no conduce automáticamente al desarrollo: debe ir acompañada de políticas domésticas y un marco que permita a los países beneficiarse de las oportunidades.

A modo de conclusión, Torres indicó que “las normas multilaterales deben ser flexibles para dar a los países la posibilidad de adoptar políticas de desarrollo adecuadas”.

Además, dijo que el crecimiento económico puede conducir al desarrollo siempre que se adopten “políticas que permitan superar los problemas de capacidad”.

“El desarrollo puede que no contribuya a aliviar la pobreza si no se adoptan medidas para la redistribución de las ganancias generadas”, resumió.