Ampliación de la UE tendrá millonarios costos

El presidente del BERD consideró que la ampliación «no es cara», si se pone en relación con los 380 millones de habitantes de la UE. Por parte de los actuales miembros «habrá un fuerte apoyo» de unos 11.000-12.000 millones de euros en fondos de ayuda en los próximos tres años, afirmó.

Reconoció «tensiones» en la economía de los nuevos integrantes de la Unión: «el aumento del déficit está vinculado al costo de la asunción del acervo comunitario y a las necesidades legítimas de la población», al mismo tiempo que los flujos de inversión disminuyen.

Preguntado sobre si esas dificultades pueden retrasar su entrada en la zona euro, Lemierre respondió que esa integración se producirá «cuando sea posible, lo que implica una convergencia real de la economía».

Lemierre afirmó que Bulgaria y Rumanía no quedarán marginados tras la ampliación del 1 de mayo, pero recomendó a Ucrania que ponga en marcha «políticas de vecindad» para evitar «un corte».

«Hay también cuestiones difíciles de solucionar en los Balcanes, donde la causa europea es un factor importante de estabilidad. Pienso en Kosovo o en Montenegro», añadió Lemierre.

De Rusia dijo que su presidente, Vladimir Putin, «trata de restablecer la confianza» desde hace tres años, se mostró convencido de que será reelegido y manifestó su «esperanza de que se elabore un programa claro de reformas y se presente en mayo: se trata de asegurar a los inversores».

Con respecto a la lucha de Putin contra los oligarcas, «se ha pasado página, no estoy inquieto. Ha habido tensiones en un caso (el caso Jodorkosky), pero no veo tensiones de la misma naturaleza en otras situaciones», concluyó el presidente del BERD.

(EFE)