Analistas corrigieron al alza crecimiento de 2011.

Según la encuesta mensual de expectativas económicas, difundida ayer por el Banco Central (BCU), los principales referentes en materia económica aumentaron medio punto sus proyecciones de crecimiento para 2011.

En el relevamiento de mayo, la media de los expertos consultados por la autoridad monetaria, auguraba una expansión del Producto Bruto Interno (PBI) de 5,85% para este año. En la última encuesta, ese dato aumentó casi medio punto, a 6,3%.

De hecho, el más optimista de los encuestados proyectó 6,5% de crecimiento en la consulta de mayo. Una vez conocida la expansión de 2,3% de la economía durante el primer trimestre de este año, hay expertos que llegan a pronosticar un aumento de la actividad de 7,5%, más cercano al registro de 2010, de 8,5%.

Para 2012, en tanto, los principales referentes en materia económica avizoran un enlentecimiento de la expansión de la actividad, a 4,6%. Aun así, ese valor se encuentra media décima de punto por encima de la estimación de mayo.

Desde el exterior la visión es más optimista. Un informe del banco de inversión Bank of America-Merrill Lynch, elevó de 6% a 7% las perspectivas de crecimiento económico para Uruguay durante este año.

Para los analistas locales, el crecimiento económico durante 2011 vendrá acompañado nuevamente por la generación de puestos de trabajo. La consulta del Banco Central arroja un incremento esperado del nivel de empleo de 1,9% para este año, más de medio punto superior al 1,3% proyectado en mayo. Ninguno de los consultados espera que el empleo crezca menos de 1% en 2011.

Dólar a la baja
Los expertos corrigieron a la baja sus expectativas de tipo de cambio. En líneas generales, mantienen la tendencia de sus proyecciones, de un dólar estable hasta fin de año, con una leve suba durante el próximo.

Sin embargo, esa tendencia se estabilizará en valores más bajos de los que arrojaba la encuesta anterior. Desde el actual $ 18,55, el tipo de cambio caerá a $ 18,47 para el cierre de este año. De ahí, registrará una leve suba que lo devolverá a $ 18,55 para mayo del próximo año. Para fines de 2012, las proyecciones de tipo de cambio arrojan un alza sostenida, aunque moderada, hasta $ 19,14 al cierre de diciembre.