Analistas prevén IPC de 0,60% en febrero

Analistas privados prevén que la inflación de febrero se ubique en 0,60%, guarismo similar al del mismo mes de 2007 cuando la inflación fue 0,61%. De esa manera, la inflación acumulada en el año se ubicaría en 1,38%.
Según la encuesta de expectativas de inflación difundida ayer por el Banco Central (BCU), de los 28 especialistas encuestados, el que previó el menor alza de precios en febrero proyectó una variación de 0,02%, mientras que el mayor fue 0,94%.

Las expectativas de los analistas durante el año pasado se encontraron en la mayoría de los meses por debajo de la perspectiva oficial, pero en el primer mes de 2008 ocurrió lo contrario.

Pese a que en enero los especialistas habían previsto una inflación de 1,15% y la oficial fue de 0,71%, los analistas mantienen por cuarto mes consecutivo, que la proyección inflacionaria para el total de 2008 en 6,50%.

Por otro lado, las expectativas de los analistas privados continúan alineándose con el nuevo objetivo inflacionario propuesto a principios de año por el Ministerio de Economía y el Banco Central.

A principios de enero, las autoridades decidieron aumentar la el rango objetivo en dos puntos porcentuales. De esa manera, la nueva meta apunta a alcanzar una inflación para los últimos doce meses culminados en junio de 2009 de entre 3% y 7%.

Los especialistas privados, al igual que lo hicieron el mes pasado, prevén que durante ese período la inflación se ubique en 6,50%.

A fines de 2007, el objetivo de la autoridad monetaria era mantener el alza de los precios de 2008 entre 4% y 6%. Esa política monetaria de objetivos de inflación comenzó en 2005 y fue disminuyendo gradualmente las mentas anuales.

En el primer año de la medida la inflación oficial se ubicó por debajo de franja objetivo, en el segundo año se situó dentro de la franja y en 2007 la inflación se disparó por encima de la brecha.

Para el 2007 el franja inflacionaria objetiva era de 4,5% a 6,5%, pero un mix de altos precios internacionales, incremento en la demanda interna y efectos climáticos adversos imposibilitaron al Banco Central a mantener la inflación en el objetivo y de esa forma cerró el año en 8,5%.

Por otro parte, los principales analistas privados esperan que la inflación anual para 2009 sea la menor en los últimos dos años y se ubique en 5,50%.