Ancap analiza ajuste semanal de precios para evitar pérdidas

El modelo chileno de ajuste de los precios de los combustibles en función de la volatilidad de los valores del crudo, es motivo de contactos entre directores de Ancap y sus colegas transandinos. Mientras se desarrollan esos contactos, Ancap define con precisión el dinero perdido el año pasado por contener el precio de los combustibles, en el marco de la estrategia de combate contra la inflación. Germán Riet, director de Ancap, dijo a Ultimas Noticias que la decisión adoptada en diciembre pasado por el Poder Ejecutivo -de que Ancap no remitiera a Rentas Generales todo lo que debería enviar- contuvo el drenaje de recursos. Pero no están tranquilos.
La enorme volatilidad del precio del barril de petróleo -que en un año duplicó su valor- es un tema de análisis permanente. También es motivo de discusión la forma de cómo enfrentarse a esa contingencia.
SEMANA A SEMANA
Los directores de Ancap analizaron con las autoridades energéticas chilenas la aplicación de un Fondo Compensador, que permita otorgar certezas sobre el precio de los combustibles. En Chile se aplicó ese método. “En este momento, con los precios y las oscilaciones del precio del petróleo, realmente hace muy difícil porque requiere de un fondo muy importante. Eso no quiere decir que esté descartado. No está descartado absolutamente.

Pero es un tema que hemos estado discutiendo. Como tantas veces, las urgencias te llevan a ir priorizando otros temas”, dijo. Pero existe el ajuste semanal, que ahora Chile aplica. “Es posible. Es un problema cultural. Quizás sea bueno. El ajuste va siguiendo las variaciones. Eso por un lado permite que no haya que dar grandes saltos. Por otro lado, se ubica el precio en una variación constante. Y tiene una contra que -como estamos hablando de la volatilidad muy grande de los precios- en una semana puede haber una variación muy fuerte, subiendo o bajando 8 dólares, 10 dólares”, explicó

PROMEDIOS
Riet dijo que en las compras de petróleo que Ancap está realizando, no se pagan los picos sino los promedios. “Por eso no nos asustan los picos. Eso quita cierta inestabilidad o volatilidad. Eso permite o evita la especulación también del vendedor. Había un método de ventas antes que se paga el precio del día de carga, entonces le dabas al vendedor una chance de ganancias extraordinarias”.

Acerca del ajuste semanal de los precios, dijo que “tiene sus ventajas y sus desventajas” e implica “un gran cambio cultural, pero también positivo porque se desdramatiza el tema y nos acostumbramos a que mientras no tengamos petróleo o cualquier otro combustible alternativo, es un precio que tomamos del exterior”. “No es una cosa que sea inminente. Está en el análisis, en el pensamiento de como encarar esta problemática”, comentó.