Ancap busca fórmula para que las naftas suban menos del 7%

El aumento de los combustibles es inminente. Ancap debe decidir ahora si aplicar el ajuste que indica el valor del crudo o encuentra la forma de “amortiguarlo”. Si el precio se estabiliza en los 67 dólares el barril implicaría un costo 12% superior al valor de referencia de 60 dólares utilizado por el ente para realizar su último aumento en julio, señaló el presidente de Ancap, Daniel Martínez. Teniendo en cuenta que el crudo representa el 60% del precio final de los combustibles, el resultado sería un aumento de 7%. El petróleo West Texas cerró ayer a 69,81 dólares por barril, lo que hace temer por un ajuste mayor. “La verdad es que es angustiante”, dijo Martínez a Ultimas Noticias.
El jerarca agregó que, en esta oportunidad, se seguirá con la política de ajustar el mismo porcentaje para las naftas y el gasoil, lo cual, para el bolsillo del consumidor, representará un mayor aumento de este último. Esto se debe a que, mientras las naftas tributan Imesi, que es un monto fijo, el gasoil paga IVA que, al ser un porcentaje, produce un mayor impacto en el precio final.
Las fórmulas para amortiguar la suba pasan por diferir el pago del 25% del petróleo venezolano, que puede pagarse a 90 días.
Además, se solicitará al gobierno la reducción progresiva de la tasa de IVA (14%) que se aplica al gasoil.

REESTRUCTURA
Pero, en el largo plazo, el directorio aspira a atacar “la estructura del precio” de los combustibles reduciendo los costos de refinación, distribución y flete, así como el rendimiento de las instalaciones, señaló el jerarca, así como a transformar al ente en una empresa “moderna y eficiente”.
Martínez dijo ayer, frente a un auditorio de empresarios convocados por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que el directorio recibió una empresa “ordenada” pero sin un plan estratégico que permitiese una gestión óptima de los recursos humanos y materiales. Aproximadamente 2.000 funcionarios del ente y las cuatro plantas de almacenamiento y distribución de los derivados de petróleo no alcanzan un rendimiento satisfactorio.
El jerarca dijo a Ultimas Noticias que, en los próximos días, Ancap llamará a licitación para contratar a una firma “facilitadora” para aplicar una “reforma de la estructura de la empresa”, que se encargue del “gerenciamiento” del plan estratégico que se está elaborando. Este plan definirá la estructura organizacional y operativa, y abarcará -entre otros- aspectos relativos al personal. Martínez dijo que tiene presente la inamovilidad del personal, pero advirtió que la reducción de la plantilla se está dando por vía del retiro, ya que el promedio de edad es muy elevado, de 48 años.

COSTOS DE PRODUCCIÓN
El ente está analizando la forma de reducir los costos de producción de la refinería, de los fletes y la distribución de las naftas que, según el jerarca, representan costos elevados para el organismo. Martínez dijo que Ancap optimizará el sistema de compras para ahorrar tiempo y dinero, “hasta ahora gastados en vano”, además de participar en el desarrollo de nuevas tecnologías para la obtención de energías complementarias o sustitutos del petróleo.
Sostuvo, por otra parte, que Ancap debe asegurar “la calidad y cantidad de combustible con el menor precio para la gente” y que, en tal sentido, a corto plazo, el directorio creará la Comisión de Optimización de Recursos. Parte de la gerencia de la estatal brasileña Petrobras ha brindado información al respecto y compartido experiencias con sus pares uruguayos, señaló.

ASOCIACIÓN
Por otra parte, Martínez reiteró que Ancap estudiará asociarse con otras empresas para la producción de combustibles mientras los acuerdos no impliquen la pérdida directa de la gestión y el control sobre las actividades; si es necesario, se modificaría la Ley Orgánica del ente.
En su exposición, Martínez sostuvo que no se priorizan las actividades con ninguna de las dos compañías, y que el objetivo de Ancap es “mantener equilibrios y sumar potencialidades”. Agregó que el ente busca intercalar compras en distintos mercados para asegurarse el suministro de crudo sin generar dependencia.