Ancap capitaliza hoy Alur con U$S 35 millones para hacerla viable

El 2008 será un año clave para el ingenio ya que se espera tener lista una nueva caldera, un turbo generador (que permitirá autoabastecerse de energía y vender a UTE) y la destilería para producir alcohol.

Estas acciones permitirán reducir las pérdidas que tiene la firma (propiedad de Ancap en 90% y de Petróleos de Venezuela -Pdvsa- en 10%). Este rojo se da porque el costo de producción de una tonelada de azúcar en ALUR es U$S 380 cuando su precio en el mercado internacional es de U$S 300, explicó De León.

El gerente sostuvo que ALUR es un proyecto estratégico y que tendrá éxito porque la tecnificación del ingenio, la producción de etanol y energía que se le va a vender a UTE y la que consumirá el propio ingenio, permitirá mejorar considerablemente los costos de producción y la calidad del azúcar.

Una de las mejoras que se piensan hacer tiene que ver con la «semimecanización» del corte de la caña.

«Esto permitirá menos esfuerzo para el cortador, porque se estará levantando (la caña) en los surcos con una especie de grappos, tarea que hoy hace el peludo. Además podremos cortar la caña verde sin necesidad de quemarla», explicó.

A causa de las heladas ALUR perdió este año alrededor de U$S 6 millones. Ese fenómeno climático retrasó el plan de llegar a las 10.000 hectáreas plantadas de caña de azúcar, lo que recién ocurrirá en 2008.

También el año próximo se plantará sorgo dulce que se utilizará para producir etanol.

De León afirmó que si no se hubiera armado el proyecto sucroalcoholero y energético, la producción de caña no sería rentable aunque seguiría siendo «estratégica».

Se estima que en 2008 la firma no necesite comprar azúcar crudo para refinar ya que alcanzará con la producción del ingenio. Este año ALUR debió comprar 2.000 toneladas de azúcar crudo que se transformaron en 1.820 toneladas de azúcar refinado Bella Unión.

Actualmente el azúcar Bella Unión tiene una participación de 46% en el mercado local de azúcar para uso doméstico y de entre 10% y 12 % en la que se destina a industria.

INVERSIONES. El gerente de ALUR resaltó que la mala situación en la que se encuentran las viejas calderas del ingenio dificultan todo el proceso de funcionamiento de la empresa.

Se está construyendo una nueva caldera que suplirá a las dos existentes mejorando la producción. El costo de la inversión será de U$S 9 millones.

Estaría lista para julio o agosto del año próximo y la mayor parte del costo será asumido por Pdvsa.

La destilería (que permitirá producir etanol) será construida por la firma brasileña Dedini y estaría lista a fines de 2008. Tiene un costo de U$S 16 millones y producirá 120 m3 de etanol cuando el ingenio azucarero tenga 10.000 hectáreas de caña plantadas.

A eso se sumará la instalación de un turbo generador, para producir 12 MW/h de electricidad. Del total, la mitad se consumirán en el ingenio y la otra mitad se le venderá a UTE a U$S 73 el MW/h.

Eso redundará en un ingreso de U$S 1,5 millones anuales para ALUR.

Ancap negocia la venta de 15% del paquete accionario de ALUR con Pdvsa. De concretarse la operación, la estatal venezolana tendría el 25% de ALUR y Ancap el 75%. También se negocia la venta de azúcar a Venezuela. Esta operación no se pudo hacer en 2007 por las pérdidas en la cosecha.