Ancap compra gasoil a Brasil para uso interno

La planta refinadora del ente está fuera de servicio desde hace dos semanas cuando entró en mantenimiento, y se espera que continúe “una o dos semanas más” en esa condición, sostuvo Martínez.

Es por ello que el ente debió importar gasoil y algo de fueloil para cubrir los requerimiento del mercado, mientras que el suministro de nafta no corre peligro y será cubierto con los excedentes habituales de la empresa.

El precio que el ente pagará por el gasoil importado será “entre un 5% y un 6%” más caro del que le cuesta producirlo, destacó Martínez.

El motivo son los elevados costos del transporte, teniendo en cuenta que en la región este combustible es deficitario y debe traerse de zonas más distantes.

SUMINISTRO SIN RIESGO
El jerarca señaló que en los últimos días “pasaron algo de nervios” ante el atraso de tres a cuatro días del barco que transporta los 40.000 metros cúbicos que viene en camino, y que si bien el suministro “nunca estuvo comprometido”, acordaron la compra de otros 10.000 metros cúbicos tras realizar gestiones en Argentina y el sur de Brasil.

“Se consiguió un ‘requeche’ en una empresa de la región que compró y le sobró, más que nada para estar tranquilo”, dijo Martínez. El martes se firmará el acuerdo de compra para el envío de este segundo cargamento, agregó.

La petrolera estatal importará asimismo fueloil que será destinado para atender el suministro a bunkers.

Por otra parte, Martínez afirmó que “no es la primera vez que se importa gasoil” ya que el ente realiza habitualmente esta operativa para el suministro a UTE, como sucedió durante la pasada crisis energética.

La salida de operación por mantenimiento de la refinería de La Teja es un procedimiento “de rutina” y se lleva adelante cada dos años, explicó el presidente de Ancap.

“Antes la política era pararla cada año o año y medio. Ahora se hace cada dos”.