Ancap contrató barco gasero como reserva para el invierno.

ANCAP no quiere dejar nada librado al azar para los meses de invierno y ya aseguró -por diversas vías-que el abastecimiento de supergás a la población estará cubierto durante los meses más fríos del año. .
El vicepresidente de Ancap, Germán Riet, dijo a Ultimas Noticias que la empresa petrolera estatal ya celebró contratos de importación de supergás con Brasil y República Dominicana, al tiempo que contrató un barco gasero que estará navegando por la región durante el invierno ante un eventual incumplimiento de los contratos celebrados con estos países.
El consumo de supergás registra un sensible incremento a partir de mayo y hasta el mes de setiembre. El aumento del consumo oscila entre un 30% y un 40% y por tal motivo las empresas distribuidoras (Acodike, Riogas, Megal y Ducsa) se preparan desde el punto de vista logístico.

A PLENO
El vicepresidente de Ancap, Germán Riet, explicó a Ultimas Noticias que «la planta elaboradora está funcionando y produciendo supergás al máximo. El tema es que durante los meses de invierno Ancap tiene que importar supergás», porque no alcanza con lo que se produce en el mercado doméstico, explicó Riet. La importación se da solo para los meses de invierno, cuando la demanda interna se multiplica.
Por el contrario, durante los meses de verano «Uruguay exporta los excedentes de supergás porque se consume mucho menos», sostuvo Riet.
El invierno de 2007 fue traumático para las autoridades de Ancap y del Ministerio de Industria, Energía y Minería. La situación de desabastecimiento que se generó -tuvo su mayor impacto durante tres días- puso en dudas los mecanismos contingentes de la petrolera estatal. En realidad, había contratos firmes y las importaciones ya estaban acordadas. El problema es que esos contratos se habían celebrado con Argentina y el país vecino en aquel momento tomó la decisión de no exportar más porque tenía graves problemas de abastecimiento para su mercado interno. No cumplió con los contratos. Además, coincidió con el párate de la refinería por tareas de mantenimiento, lo que generó mayores inconvenientes.
A partir del incidente en 2007 y como la escasez energética ha continuado castigando a la región y en particular en Argentina, desde el año pasado Ancap diversificó las previsiones. «Por un lado -recordó Riet- compramos el gas desde Brasil y desde Venezuela y además tuvimos rentado un barco gasero que transporta supergás al servicio de Ancap. Esto es para no tener problemas de barcos porque a veces se presentan este tipo de problemas».
Durante este invierno, Ancap llevará adelante la misma mecánica. «El barco ya está contratado al servicio de Ancap durante todo el invierno», explicó y también ya se celebraron contratos para importación desde Brasil y este año no se importará desde Venezuela sino que lo harán desde el Caribe porque se consiguieron mejores precios. «En concreto se celebraron acuerdos con un broker que intermedia con República Dominicana», dijo el vicepresidente de Ancap.

DEMANDA
Los operadores privados sostienen que, en la medida que los fríos se intensifiquen, la demanda de supergás se disparará porque el kilo de este energético hoy tiene un precio mucho más accesible que el año pasado. Una garrafa de 13 kilos costaba 362 pesos en julio del año pasado. En tanto, considerando el último incremento en el precio de los combustibles registrado
hace pocos días, el kilo de supergás tiene un valor actual de 21 pesos, lo que en la clásica garrafa de 13 kilos representa 255 pesos. En el último ajuste, el supergás tuvo un alza de 6,6% y pasó a costar 21 pesos por kilo.
Las empresas distribuidoras de supergás en el mercado local son cuatro: Acodike, Riogas, Megal y Ducsa. Para este invierno se han importado cerca de 30.000 envases de trece kilos, reforzando toda la logística de envase y distribución de supergás.
En el caso de Acodike, la empresa compró aproximadamente unas 10.000 unidades, cifra similar a Riogas. En tanto, Megal incorporó cerca de 7.000 unidades.
El bajo valor en el precio del supergás y el incremento que registrará el gas natural a partir del mes próximo es otro elemento que ayudará a empujar la demanda. Cabe recordar que el gas natural registró una baja a partir del Io de mayo que se sitúa entre el 6% y 14% para el sector residencial y entre 14% y 19% para el comercio. No obstante, ya se sabe que el valor del gas por cañería tendrá un fuerte incremento a partir de junio como consecuencia de la llegada de un buque regasificador a Argentina, que determinará un encarecimiento en el gas que exporte ese país a sus vecinos de la región.