Ancap define la compra de la red de estaciones de Texaco

POCO DESPUÉS que el vicepresidente ejecutivo de refinerías, comercialización y transporte de Chevron, Micke Wirth, anunció en California la venta de las estaciones Texaco en Uruguay, el presidente de Ancap, Daniel Martínez, dijo a Ultimas Noticias que se sabrá si la operación se hace después de las reuniones previstas para hoy y el viernes.
«Tenemos completado el estudio de evaluación ambiental, pero todavía no firmamos nada; tenemos dos reuniones decisivas, una mañana (por hoy), y la otra el viernes; hasta que no esté todo firmado, nosotros no podemos afirmar que la operación se concretó», explicó Martínez.

MESURA

La cautela del titular de Ancap contrastó con la seguridad de Wirth al afirmar en California, sede central de Chevron, que la compañía se estaba desprendiendo de activos en algunos lugares, como la cadena de venta minorista de combustible en Uruguay, para concentrarse en mercados en los que tienen posiciones más sólidas.
Wirth fue acompañado en el anuncio por el presidente ejecutivo de Chevron, Dave O’Reilly, para informar a los medios de comunicación que la empresa espera aumentar al menos 3% anuales la producción de combustibles hasta 2010. O’Reilly dijo que Chevron estaba invirtiendo 19.600 millones de dólares, el 75% concentrado en la explotación petrolera, y el resto en mejorar la refinación, incluyendo el proceso de crudos de baja calidad, y ampliando sus redes de refinación.

EL MEMO

Ancap firmó en setiembre de 2006 un memorando de entendimiento con Texaco que le habilita a acceder a las cuentas de la empresa estadounidense, tramo de la negociación que se completó cuando se emprendió el estudio de evaluación ambiental, el que cierra cronológicamente en este tipo de negocios, el proceso de compra-venta.
La página en Internet de Texaco, mientras estuvo activa hasta febrero, informaba que la red de estaciones de servicio suma 75 puestos de venta minorista en todo el país. Ayer era imposible el acceso a la página Web de Texaco en Uruguay.
El compromiso de confidencialidad impidió a Ancap informar el monto que insumirá la operación, pero durante una entrevista en Radio Carve, el lunes 26 de febrero, el vicepresidente de la empresa, Raúl Sendic, descartó que llegara a los 40 millones de dólares, pero aseguró que superará los 20 millones de dólares.
Tanto Martínez como Sendic dijeron a este diario que la operación de compra de las estaciones de Texaco es parte de una estrategia de preparar a Ancap para una desmonopolización de la venta de combustibles en Uruguay que, aunque no es inminente, consideran seguro que regirá.