ANCAP evalúa que ajustes tarifarios sean automáticos

Ante la volatilidad del mercado mundial del petróleo, que se acentuó en el último año, el Directorio de ANCAP comenzó a evaluar la aplicación de una “forma de ajuste automática” de los precios de los combustibles básicamente según las fluctuaciones, informó ayer Daniel Martínez, presidente del ente petrolero al divulgar la rebaja de los combustibles.
La nueva fórmula de ajuste consistiría en establecer parámetros para el valor del dólar, del crudo, el costo de refinación y de distribución. Una vez que estos valores se salgan de determinados límites –ya sea hacia arriba o hacia abajo–, los precios de los combustibles ajustarían automáticamente al alza o a la baja, explicó a El Observador el director de ANCAP Germán Riet. De todas formas, los jerarcas aclararon que aún se trata de una “idea” y no hay una decisión adoptada.

Martínez manejó la posibilidad de instrumentar ese mecanismo durante la conferencia de prensa en la que anunció que desde la pasada medianoche rige una rebaja de 2% promedio en el precio de los combustibles al público.

Las naftas bajaron $ 0,50 y el gasoil $ 0,60 por litro. “La rebaja es 2,5% en los valores de ANCAP y 2% promedio al precio final al público, porque el Imesi de las naftas no varía”, explicó Martínez.

El presidente de la empresa estatal sostuvo que si bien el valor del barril West Texas Intermediate (WTI), de referencia para ANCAP, fue “bastante alto” a principios de agosto y llegó a superar los US$ 77, luego a lo largo del mes fue bajando hasta cerrar ayer en US$ 70,26. De esta forma, el promedio del mes quedó en US$ 73,10 el barril.

Para este mes de setiembre, el nuevo escenario internacional del petróleo hizo que la empresa revisara a la baja el precio de referencia del barril, que lo fijó en US$ 73, y mantuvo para sus compras el dólar a $ 24,50.

“Como habíamos quedado, y es el compromiso de este gobierno, cuando el crudo sube nos vemos obligados a subir y cuando baja, bajamos”, señaló Martínez. Por otra parte, adelantó que si el precio del barril “se mantiene en el entorno de US$ 70 o US$ 71, como ha venido pasando, para fin de mes” volverá a bajar el precio de los combustibles en el mercado local.

El ente mantuvo sin modificar el precio del supergás y el queroseno, que el gobierno redujo 10% en julio hasta el 15 de setiembre próximo. “En un principio, la idea era volver a los valores previos. De repente hacemos algún tipo de ajuste intermedio. Quizá los números dan para mantener la rebaja”, señaló Martínez.

Por otra parte, el jerarca dijo que “prácticamente no se están vendiendo” automóviles gasoleros para uso particular, lo que constituye “una buena noticia para Uruguay porque ayuda a la corrección favorable del consumo”.

El subsecretario de Economía, Mario Bergara consideró “sensata” la propuesta del diputado Alvaro Delgado (Correntada Wilsonista) de bajar progresivamente el Imesi a las naftas sin afectar la recaudación.

El planteo del legislador también consiste en cambiar el Imesi por el IVA al gasoil y que ese combustible sólo tribute IVA, lo que permitiría a las empresas descontar ese impuesto.

Delgado dijo a El Observador que Bergara se comprometió a formar una comisión de técnicos para analizar la propuesta.