Ancap pretende avanzar en el sector del supergás

Por su parte, Ramón Armas, presidente de Megal, señaló que «todas las cosas son negociables» y que la idea de Ancap, a priori «no nos parece ni buena ni mala». Reconoció que hubo una manifestación primaria de interés por parte de Ancap en Megal. «Estamos dispuestos. No le cerramos la puerta a nadie», dijo Armas.

Megal reúne a 94 cooperativistas y este año comenzó a expandirse al interior. Ya está presente en Maldonado, San Carlos, Rocha, Ciudad de la Costa, El Pinar, Cardona, Colonia, Dolores, Pando, San Ramón, Santa Lucía, Barros Blancos y a partir de ayer, Melo.

Un elemento que incide es que Megal comenzó trabajando solamente con garrafas de 3 kilos (ahora también está presente en el mercado de 13 kilos) y tiene fuerte presencia en ese segmento. En este año empezó a hacerlo Riogas y Acodike tiene intención de seguir sus pasos, dijeron a El País fuentes del mercado. Ancap a través de Ducsa, trabaja en el renglón de los envases de 13 kilos. Megal se siente confiada porque ha incrementado su infraestructura, ampliando sus terrenos y galpones e importando un carrousel para el llenado de envases, dijo Armas.

Martínez dijo que a Ancap le interesa «una solución global al mercado del supergás». Esa solución incluiría que todas las empresas cumplan las normas de seguridad de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) y que se llegue a un acuerdo sobre la «trazabilidad» de los envases.

Este es un punto álgido. Acodike y Riogas insisten en que se les reconozca la propiedad de los envases pero Megal considera que los dueños de estos deben ser los usuarios.

Ancap, por un lado y Acodike y Riogas por el otro, negocian una solución definitiva al estatus jurídico de las plantas de envasado de La Tablada. Ancap dice que hay un acuerdo casi total.

El entendimiento consistiría en que Ancap cobraría a Acodike y Riogas el arrendamiento de las plantas de envasado y las empresas privadas, a su vez, recibirían un pago por envasar para Ducsa, la distribuidora estatal. A esa sociedad para el envasado fue invitada Megal, que no aceptó porque tiene su propia planta, dijo Armas.

«Queremos avanzar en ordenar el mercado sin dejar a nadie por el camino», señaló Martínez. El funcionario reconoció que la normativa regulatoria de la Ursea «no se termina de cumplir» y consideró que debe avanzarse rápidamente a un reordenamiento global.

El del supergás fue un mercado que se volvió más competitivo en los dos últimos años y Acodike y Riogas, que históricamente se lo dividieron por mitades aproximadamente, hoy tienen cada una cerca de un 36%. Acodike concitó el interés comprador de Petrobras, que ya controla el mercado del gas natural tras comprar la mayor parte de Gaseba y Conecta, pero las conversaciones hasta ahora no avanzaron.

Entre 2000 y 2004 las ventas de supergás cayeron pero en 2005 se incrementaron 5% . En los diez primeros meses de 2006 subieron un 3,2%. En julio, se bajó el supergás 10% y eso animó el consumo en un momento en que UTE pedía ahorrar.