Ancap resolvió una rebaja sin diferencia entre naftas y gasoil.

A PARTIR de hoy los combustibles bajaron sus precios en el entorno de un 6% promedio. El presidente del ente petrolero, Raúl Sendic, destacó que la rebaja fue similar para naftas y gasoil, siguiendo con la política de precios de la actual administración.
En números absolutos, el recorte representó una caída de $ 1,8 en el valor de las naftas y del gasoil, de $ 1,9 en el caso de la nafta Premium, de $ 1,54 en el caso del supergás y de $ 1,3 en el queroseno.
De acuerdo a los nuevos valores, el litro de nafta Super 95 pasó de $ 30,2 a $ 28,4, la Especial 87 de $ 30,1 a $ 28,3, y la Premium 97 de $ 31,4 a $ 29,5; el gasoil varió de $ 30 a $ 28,2, el queroseno de $ 22,10 a $ 20,8, el supergás de $ 25 a $ 23,46 y el fueloil pesado pasó de $ 12,73 a $ 11,97.
Sendic dijo a Ultimas Noticias que esta rebaja promedio del 6% fue la máxima posible de otorgar, y que no se pudieron contemplar mayores recortes para sector alguno. «Las gremiales agropecuarias hacen bien en hablar con los ministros, porque nuestros costos nos habilitan a esta rebaja y nada más.
Y si se pretende más, es necesario que se negocien recortes fiscales o de otra naturaleza en los precios, que pasan por fuera de la empresa», afirmó el funcionario. Sendic explicó que la decisión de recortar de nuevo el precio minorista del combustible se basó en la caída de los valores de referencia del crudo WT1, que pasó de los U$S 98,55 el barril a inicios de octubre, a los U$S 76,88 del último día del pasado mes.
«Con ese cuadro de precios declinantes, hicimos una estimación de un barril a U$S 72 para calcular el costo del combustible», agregó, tras indicar que los análisis de precios del organismo tomaron como patrón un dólar a $ 23,5.

TERCERA BAJA

El vicepresidente Germán Riet, por su parte, explicó que los cálculos de precios del combustible no se realizan en base al precio diario del barril de petróleo, sino en función de promedios y tendencias de valor.
Destacó que esta es la tercera baja consecutiva del combustible, otorgada en tributo al progresivo declive de los precios internacionales del petróleo. «No descartamos que en diciembre revisemos de nuevo el precio a la baja», añadió.
Sendic explicó que las revisiones de precios son mensuales y coinciden con las compras de crudo que se ordenan. «Las compras de crudo que Ancap hace son cada 28 días, y en ese lapso es que revisamos el precio minorista», afirmó.
Sendic indicó que los actuales precios minoristas se equiparan a los valores que e»l combustible tuvo en junio de 2007.