Antel implementará plan de financiación para bajar morosidad

Antel estudia nuevas fórmulas para facilitar a sus usuarios que se pongan al día con sus deudas, OSE prorrogó sus planes con el mismo objetivo hasta fin mes, en tanto UTE considera que las opciones que ha dado han arrojado un resultado relativamente satisfactorio y por ahora no se plantea adoptar otras.

OSE prorrogó hasta fines de este mes un sistema adoptado el año pasado que consiste en que los clientes que adeudan tres o más cuotas pueden regularizar su situación difiriendo el pago de sus obligaciones anteriores por el plazo de un año, informó a El País el presidente de la empresa, Juan Justo Amaro.

Los clientes en esta situación tienen que firmar un convenio en el cual reconocen su deuda por el importe total más los intereses que se devenguen. Durante el año siguiente deben demostrar voluntad de pago, cumpliendo con todas las mensualidades. Transcurrido ese período, su situación es analizada y OSE tiene la facultad legal de proceder a otra extensión de las facilidades por un año adicional.

Con solamente firmar el convenio, el cliente podrá solicitar la reapertura del servicio de agua potable, que le será realizada sin cobrarle la tasa de conexión, detalló Amaro. El resultado del mecanismo ha sido «óptimo» y ha permitido una «leve mejoría» en la recaudación aunque la morosidad hace meses que promedia el 8%.

OSE intenta minimizar los cortes de servicio y solamente los aplica a quienes debiendo más de tres mensualidades no muestran voluntad de ponerse al día, agregó.

ANTEL. También en Antel la morosidad se ha estabilizado y el organismo comenzará a analizar en la próxima semana algunos mecanismos adicionales para mejorar los niveles de cobro todavía más, aunque hay menos atrasos, indicó a El País su presidente, Gabriel Gurméndez.

El jerarca dijo que muchos usuarios se atrasan, pero hacen pagos parciales para evitar el corte del servicio. Antel está promocionando fuertemente la tarjeta prepaga Telecard cuyos valores son de $ 100, $ 200 o $ 500 como opción para evitar que los usuarios deudores a los que se ha bloqueado el tráfico saliente queden sin servicio telefónico. Con esta tarjeta, las llamadas son algo más caras, pero el usuario evita que se le generen deudas.

En UTE los niveles de cobranza han pasado de 97% a 92%, pero los usuarios domiciliarios no son los que más preocupan, porque la mayor morosidad se concentra en organismos públicos e Intendencias.

UTE está ofreciendo a los usuarios domiciliarios con servicio cortado que deben menos de $ 3.000 pagar sus obligaciones en hasta 24 cuotas sin multas ni recargos. A quienes deben entre $ 3.001 y $ 11.000 también se les ofrece 24 mensualidades sin intereses de financiación, pero con mora. Con estas modalidades se han firmado hasta el momento 15.000 acuerdos.

TARIFA GENERAL. En cuanto a la Tarifa General (que es la utilizada fundamentalmente por pequeñas y medianas empresas, estudios profesionales y clubes) la empresa está ofreciendo a los usuarios que adeudan una cifra inferior a $ 7.000, 24 cuotas sin multas ni recargos ni intereses de financiación. Hasta ahora se firmaron 110 convenios de este tipo.

En cuanto a los deudores de Tarifa General cuyas deudas oscilan entre $ 7.001 y 14.000, pueden pagar en hasta 24 cuotas y no se les aplica interés de financiación, pero sí mora.

Datos de la Gerencia Comercial de UTE indican que se está cumpliendo el 80% de los convenios suscriptos.