Antel implementará servicio de TV por la red de línea fija.

Llegar a casa, quitarse los zapatos, encender la televisión y mirar el programa que tanto quería, sin estar pendiente de la hora ni el día de la semana. ¿Se imagina? Televisión a la carta, esta es una de las características del formato más avanzado en materia de televisión e internet, utilizando el tendido de la telefonía fija. Se llama Internet Protocol Television (Iptv).

Un grupo de técnicos de Antel dedicó cuatro meses para evaluar su aplicación en Uruguay. El vicepresidente del ente, Gonzalo Perera, dijo a Ultimas Noticias que Antel estará en condiciones técnicas para ofrecer el servicio “en uno o dos meses”, pues ya cuenta con el equipamiento necesario. Asimismo, para contar con él habrá que esperar un poco más, porque aún resta definir los aspectos comerciales.

«Iptv ya es un hecho; ahora estamos estudiando la posibilidad de aplicar el formato a la medida de la realidad uruguaya», dijo el jerarca. El Iptv ya tiene historia, al menos desde el año 2003, en países de Europa. Perera explicó que el escenario de aquellos países difiere del uruguayo, aunque Uruguay cuenta con puntos a favor, como el “desarrollo y el avance sostenido” en materia de telecomunicaciones.

Si el Iptv se implementara ya, estaría dirigido a un público de alto poder adquisitivo y con gran familiaridad con las nuevas tecnologías. «Sería un público exigente que pudiera pagarlo», simplificó Perera. Sin embargo, la propuesta de Antel busca «impactar globalmente», de forma que el acceso esté garantizado para la mayor cantidad de uruguayos. Actualmente, las dos principales empresas que ofrecen el servicio Iptv son francesas, pero sin embargo, este formato en Francia sólo es demandado por el 20% de la población; quienes pueden pagarlo.

«Uruguay tiene una pirámide invertida en cuanto al nivel etario, que a su vez representa a las personas que menos familiarizadas están con la tecnología», explicó Perera. En este sentido, uno de los planteos implica buscar la forma para que los adultos se vinculen con una nueva tecnología de estas características que modifica su cotidianeidad, pero además, porque desde el punto de vista comercial son potenciales clientes. «Hay que preparar al mercado, a la gente, pensar la oferta según las condiciones locales», dijo.

Además, hay apreciaciones numéricas que entran en juego. Según Perera, en cifras generales, en Uruguay hay 950.000 líneas fijas, de las cuáles 850.000 son hogares. De estos, 230.000 cuentan con servicio Adsl y 360.000 con televisión por cable. Por lo tanto, quedan más de 400.000 hogares que no cuentan con ninguno de los dos servicios; sí con línea fija, con televisión abierta y probablemente con algún celular, considerando que el país tiene un porcentaje del 106% en penetración de telefonía móvil. Perera dijo a Ultimas Noticias que en cinco años el Iptv podrá estar en cinco mil hogares.

«Aquí no estamos en Europa donde el porcentaje de hogares con Adsl o televisión para abonados es más alto, donde la gente tiene salarios en euros, y donde los costos tecnológicos son otros», expresó el vicepresidente.

En este sentido, Perera explicó que la evaluación no pasa sólo por el aspecto de la rentabilidad sino desde la posición del desarrollo país: «La clave para armonizar la demanda de la tecnología con el escenario local está en el tiempo y en el desarrollo nacional, si lo que estamos buscando es un impacto global».

Aunque el servicio de Iptv es independiente de la propuesta Plan Cardales -de la que participa Antel- Perera no descartó la posibilidad de aplicar el servicio a través de esa iniciativa.

“Tenemos pensado contar con dos productos: un servicio Iptv de mayor calidad -para quienes puedan pagarlo- y otro más accesible, quizás más sencillo, para garntizar la universalización del Iptv, para que todos tengan posibilidad de contar con el servicio”, explicó el vicepresidente del ente.

En materia de contenidos, Perera dijo a Ultimas Noticias que la apuesta es, más que a la cantidad, “a los canales que ven los uruguayos”. En este sentido, aunque hay disponibilidad hasta para 60 o 120 canales, Perera apuesta a que la gente opte por aquello que realmente consume.

Antel ya negoció varios contenidos para ofrecer a través de Iptv, aunque hay otros que aún falta acordar. Perera puntualizó que se le dará gran importancia al contenido nacional, tanto público como privado, y a los internacionales de calidad: información, variedades y entretenimiento.

Así, los uruguayos que accedan a Iptv no sólo podrán elegir su grilla de canales de una “bolsa de contenidos”, sino además interactuar con la televisión, acceder a internet, consumir y generar contenidos, entre otras variadas prestaciones.