Anuncian superávit fiscal para antes de lo previsto

En las proyecciones a diciembre el Ministerio de Economía estimó que en 2006 el déficit global sería de 1,1% del PIB. y se terminaría el período, en 2009, con un rojo de 0,4%. En los 12 meses terminados a abril el déficit global del gobierno ya cayó a 0,2%.

A pesar de ello fuentes oficiales dijeron a El País que se sigue manteniendo la meta de superávit primario -antes del pago de intereses- de 3,7% del PIB.

Durante una charla organizada por la Cámara Española de Comercio, Industria y Navegación, Lorenzo dijo que el problema generado por la crisis de energía es «bastante más complicado» que el año pasado. El funcionario sostuvo que los sobrecostos que sufre UTE «no han afectado sustancialmente» el programa financiero, aunque eso dependerá de la persistencia de la crisis. Dijo que se evaluará «con mucho cuidado» su efecto «hacia el futuro». Agregó que el papel de Economía es decidir el mayor costos que las empresas «pueden absorber y los que no», esto es, lo que se traslada a tarifas.

Lorenzo dijo que el Ministerio espera las definiciones del Poder Ejecutivo sobre los ajustes en la Rendición de Cuentas y que se está dispuesto a estudiar «buena parte de los reclamos» aunque marcó que se hará dentro de la realidad que fijan las «limitaciones de recursos».

No se pronunció sobre si está descartado un ajuste extra en las jubilaciones. Sostuvo que entre 2007 y 2009 las pasividades tendrán incrementos reales superiores a «varias categorías ocupacionales».

gasto social. Minutos antes en la charla volvió a reiterar que «en la primera etapa» la prioridad será la urgencia social y que luego sí habrá espacio fiscal para atender con más recursos a la enseñanza, salud, la infraestructura y la seguridad.

Lorenzo confirmó que la ejecución del Plan de Emergencia se extenderá más allá del plazo original de mayo de 2007 debido al retraso en la aplicación del gasto.

Luego de repasar el reperfilamiento de la deuda, Lorenzo dejó en claro que durante esta administración se buscará despejar acumulación de vencimientos que se darán en el próximo período de gobierno.

Allí se destaca el pago de los bonos 2011, que operadores locales e internacionales creen que se podrán canjear por otros de un plazo más largo.

Aclaró que el gobierno «no se apurará» en realizar «operaciones que no sean ventajosas» dado que ya cuenta con parte del financiamiento internacional para 2007.

Al hablar de deuda y del sistema financiero, Lorenzo remarcó que el programa de reformas en esa área «está anticipando los problemas» que puedan surgir en las mismas. Hay vulnerabilidades que están muy latentes», advirtió el número tres de Economía.

Adelantó que la revisión de los sistemas de incentivos a la inversión -algo que preocupa a varias cámaras empresariales- no será realizado con un objetivo fiscalista y se llevará a cabo luego que se apruebe la reforma tributaria.