Aprobación del proyecto de ley de Negociación Colectiva generó polémica.

Por su parte, el diputado nacionalista Álvaro Delgado consideró una “descortesía” la actitud de la bancada oficialista y calificó de error que se aprobara el proyecto sin haber dialogado con todos los grupos de interés.

(emitido a las 7.51 hs.)

JUAN ANDRÉS ELHORDOY:
En forma sorpresiva, la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó ayer en general el proyecto de ley de Negociación Colectiva.

Esta votación ocurrió antes de recibir a una delegación de la Cámara Nacional de Comercio que había sido citada para escuchar sus planteos con relación a la iniciativa.

Esto se suma a otra convocatoria que tendrá lugar esta mañana en la sede de la Cámara de Industrias del Uruguay con todas las cámaras empresariales -24 en total- que han invitado a los 99 diputados para exponer sus cuestionamientos, sus reparos, a este proyecto que presentó el Frente Amplio (FA) –el Poder Ejecutivo– en octubre de 2007 y que ahora está en la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados.

***

JAE – ¿Por qué entonces fue que se votó esto en forma sorpresiva? Los legisladores nacionalistas Pablo Abdala y Álvaro Delgado se retiraron molestos de Sala y convencidos de que el oficialismo quiere acelerar el proyecto de ley sin intención de modificar el texto propuesto.

Estamos con el diputado Juan José Bentancor, diputado del FA. ¿Qué explicación tiene para esta aprobación rápida y previa a la comparecencia de la Cámara de Comercio?

JUAN JOSÉ BENTANCOR:
Lo de ayer fue una reunión normal de la Comisión de Legislación del Trabajo en la que la representación oficialista ya había manifestado su intención de proceder a la votación en general del proyecto de ley del sistema de negociación colectiva. Como usted señalaba, esto está en el Parlamento desde el 15 de octubre de 2007; ha transcurrido el tiempo suficiente para efectuar todo tipo de diálogo a nivel tanto del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social como del Parlamento, con participación de los gremios patronales y sindicales. Estos diálogos también recogieron una larga experiencia de años de discusión, desde mediados de los 90.

JAE – ¿Esto qué quiere decir?, ¿qué entonces está cerrada la incorporación de modificaciones al proyecto?

JJB – No, no es que esté cerrado es que hay un momento para analizar un proyecto y un momento para discutir, profundizar, se han hecho incluso seminarios con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hemos viajado, incluso uno de los diputados nacionalistas que ayer se retiró viajó con nosotros a Chile a hablar con la filial de la OIT para que nos informaran sobre todo lo que tiene que ver con el derecho comparado en materia de negociación colectiva, o sea que teníamos todos los insumos. Hay un momento para analizar un proyecto, para consultar a las partes, y un momento ineludible para resolver; si no, pasaríamos la vida preparándonos para algo que no se concreta nunca.

JAE – No se comprende que la comisión vote en términos generales el proyecto y por otra parte siga recibiendo delegaciones que van a presentar sus puntos de vista.

JJB – Nosotros le quisimos dar, y le dimos, las formalidades legislativas que corresponden a un acuerdo que surgió del pedido de las cámaras empresariales, tanto al ministro de Trabajo como al propio presidente de la República, en el sentido de que se debían quitar del proyecto de ley -y se accedió- aquellas disposiciones que tenían que ver con la prevención y solución de conflictos, entiéndase el tema vinculado a las ocupaciones. Tanto el ministro de Trabajo como el presidente de la República, de palabra, les aseguraron a los empresarios que estos artículos no estarían más. Nosotros lo reafirmamos así en la comisión pero ante la reverberancia permanente del tema tanto en sectores políticos como empresariales quejándose de la materia en la que entendían estos artículos procedimos como se debe en el Parlamento, que es poner la ley a consideración en general dado que todos los sectores, todos los partidos políticos y todos los sectores empresariales dicen que es necesaria una ley de negociación colectiva. Allí está sobre la mesa una ley de negociación colectiva, se votó en general, se votaron negativamente los cuatro artículos, dado que la palabra empeñada por el presidente y el ministro parece que no eran suficientes, y ahora la ley no tiene ya los temas vinculados a la ocupación…

JAE – …del artículo 21 al 24.

JJB – Del artículo 21 al 24.

JAE – ¿Esto quiere decir que la iniciativa puede tener modificaciones?

JJB – Por cierto, así como en el día de ayer se procedió a desglosar estos artículos que usted señala y se votaron negativamente, cuando se pase al proceso de análisis de artículo por artículo de la ley, que es lo que corresponde ahora, se verá si los artículos quedan absolutamente como están, si se puede hacer alguna incorporación, quitar, enmendar, o suprimir.

Por eso hemos resuelto que a partir de la semana próxima se seguirán recibiendo las delegaciones que están anotadas, son cuatro o cinco, y en el caso de que las 24 quisieran tener reunión con nosotros se fijará un día y se las recibirá a todas desde las ocho de la mañana hasta las 12 de la noche, no va a quedar nadie sin la posibilidad de dar su opinión. En el día de hoy incluso vamos a participar invitados por las cámaras empresariales donde van a estar las 23 cámaras para recibir sus puntos de vista sobre este tema, creo que tendrán alguna propuesta alternativa. Por lo tanto, creo que se ha dado todo el margen suficiente y las seguridades para que todo el mundo se exprese.

Lo que pasa es que todas las cosas tienen un proceso, hay un momento para discutir, para informarse, para profundizar y un momento para resolver, y ese momento ha llegado.

***

JAE – Estamos con Álvaro Delgado, diputado por el Partido Nacional (PN). Usted ayer se retiró de la sesión, junto a Pablo Abdala, molesto por el “uso de aplanadora” –fue el término utilizado– por parte del FA para avanzar con el proyecto. Ahora, el diputado Bentancor acaba de decir que la iniciativa puede tener modificaciones. ¿Ustedes qué dicen al respecto?

ÁLVARO DELGADO:
Esto se va a ver después, pero yo le puedo decir cuál es el estilo que se ha mantenido en el Parlamento, particularmente en la Comisión de Legislación del Trabajo así como en otras, que es no votar en general un proyecto sin recibir a todos aquellos interesados, grupos de interés, en este caso actores sociales. Había nueve cámaras empresariales ya pidiendo entrevistas formales a la comisión. El PN ayer propuso traer a la academia, al Instituto del Derecho del Trabajo, para opinar de este tema. Anunciamos además que sobre este proyecto específico el PN todavía no había tomado posición en la bancada. Todo eso era previo a una votación en general. Ayer hubo una descortesía por parte del partido de gobierno del FA y nosotros no podíamos avalar el procedimiento de primero votar y después escuchar.

JAE – Claro, pero aquí también se dijo que de algún modo se cumple con un formalismo de quitar estos artículos que estaban en cuestión, que Vázquez se había comprometido a quitar, los artículos 21 al 24 referidos al tema ocupaciones, y que de algún modo con la votación de ayer queda formalmente establecido ya en el trámite parlamentario que estos artículos no están.

AD – Mire, no es la única forma de dejar sin efecto los artículos, perfectamente había manifestaciones del ministro de Trabajo, del presidente, de los legisladores, hasta en la propia versión taquigráfica de la comisión. Este proyecto recién entró a comisión para ser tratado, o sea que está en el orden del día de la comisión hace tres sesiones, la primera de ellas…

JAE – …¿qué quiere decir con que “no es la única forma de dejar sin efecto los artículos”…?

AD – …hasta reglamentar eso, además hay un compromiso, ya el ministro de Trabajo lo anunció la semana pasada cuando vino a la Comisión de Legislación del Trabajo para hablar de este proyecto. Esta era la tercera sesión, a la primera vino la Cámara de Industrias, a la segunda vino el ministro de Trabajo y el PIT-CNT, esta era la tercera sesión con la Cámara de Comercio para tratar el proyecto de Negociación Colectiva y ya el ministro de Trabajo anunció formalmente en acta –que es público– que los artículos vinculados a las ocupaciones se iban a dejar sin efecto en la propuesta del Poder Ejecutivo.

Pero además, lo más importante de esto es que no estamos hablando de cualquier ley, estamos hablando de una ley de negociación colectiva para nosotros importante, el tema es importante, es necesario. Es una ley que no sólo cambia condiciones jurídicas sino también culturales de la relación laboral para ser aplicada en las próximas administraciones. Es una ley muy importante, al filo o al término de un período de gobierno, a contra reloj, sin dos premisas que la OIT insiste mucho y para mí son determinantes en una ley para que le dé la aplicabilidad: uno es el consenso social, esta ley no tiene consenso social porque hay sectores sociales -en este caso los empresariales- que están en desacuerdo con varios artículos, y tampoco tiene respaldo político porque por ahora esta ley tiene sólo comprometidos los votos del FA.

JAE – ¿Cuál va a ser la actitud del PN en las próximas sesiones? Es decir, ustedes ayer se retiraron y no estuvieron en la votación, ¿en las próximas convocatorias el PN va a participar en las sesiones?

AD – La discusión hay que darla siempre, nosotros ayer quisimos tener un gesto para no avalar un comportamiento a nuestro juicio absolutamente descortés, en un sentido de decir “bueno primero votamos y después vemos, después escuchamos al que quiera venir pero primero lo votamos”. O sea, reciben a los interesados pero ya con el proyecto aprobado.

Me parece que no es el estilo de apertura, de diálogo, sobre todo constructivo, que hay que tener para intentar buscar acuerdos, que ojalá se den. Ojalá el FA cambie de actitud y diga “este es un tema importante, esto condiciona al Uruguay para adelante, vamos a tratar de ponernos de acuerdo con todo el resto de los sectores sociales y el sistema político para hacer una ley como se debe”. Ojalá el FA en esto cambie de actitud.

***

EMILIANO COTELO:
Vamos a recordarles a los oyentes que hemos estado ocupándonos de este tema en las dos últimas semanas. Primero, con la entrevista con el punto de vista de las cámaras empresariales, que han emprendido una movilización muy fuerte en contra de la aprobación en estas condiciones del proyecto, y luego ayer, con la entrevista al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Además, en Espectador.com junto con las transcripciones de esas entrevistas los oyentes van a poder encontrar los documentos básicos de este debate.

JAE – Los argumentos a favor y en contra que se están manejando. Claramente las cámaras empresariales han dicho que están absolutamente en desacuerdo con este proyecto y el Poder Ejecutivo ayer -con el director de Trabajo Julio Baraibar a la cabeza- ha defendido la iniciativa parlamentaria.

EC – Sí, los documentos son por supuesto el proyecto de ley pero además los antecedentes. En Espectador.com van a poder encontrar las versiones taquigráficas de las comisiones donde se ha discutido este asunto y además algunas de las consultas jurídicas que han contratado, solicitado las partes y en las que basan justamente sus argumentaciones.