Argentina acusó a EEUU de buscar crisis

La dura retórica fue expresada por uno de los ministros más cercanos a la presidenta, el Jefe de Gabinete Alberto Fernández, en una editorial bajo el título “Excusas e impunidad” que lleva su firma y publicó el diario La Nación.

“Perder el control de recursos energéticos venezolanos o bolivianos, ver como se independizaron Argentina y Brasil de la manipulación que sobre sus economías ejercían los organismos internacionales de crédito, sentir que queda al descubierto la insuficiencia de sus políticas que no han podido liberar” a rehenes en Colombia “dan cuenta del retroceso de aquellas fuerzas hegemónicas”, apuntó.

La reacción se inscribe en una investigación judicial en Estados Unidos, que el gobierno argentino sospecha manipulada desde la Casa Blanca, cuyos ribetes revelaron un supuesto aporte ilegal de Venezuela para financiar la campaña presidencial de Kirchner en Argentina.

Cristina había atribuido las sospechas a “una operación basura internacional” y advirtió que “no se va a dejar presionar” porque “Argentina nunca necesitó que le señalen quiénes pueden ser sus amigos” al ratificar la alianza con Hugo Chávez.

Fernández reiteró la posición gubernamental de que detrás de la denuncia generada en Miami, se oculta el propósito de “disciplinar” a la Argentina por su buena relación con el presidente venezolano.

El jefe de Gabinete calificó la investigación como “un pretexto” y acusó a Washington de “valerse de mecanismos de descalificación con el objeto de inquietar a la región y poner en crisis las buenas relaciones” entre sus gobiernos.

El caso ahonda las diferencias con la administración de George W. Bush tras el enfriamiento de las relaciones bilaterales durante los cuatro años de mandato de Néstor Kirchner, que finalizó el lunes 10. (AP y AFP)