Argentina ensaya última movida en el tablero del banco mundial

Ayer, poco después del mediodía, el ministro Danilo Astori, el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, y el embajador ante Estados Unidos, Carlos Gianelli, iniciaron los primeros contactos con los directores ejecutivos del Banco Mundial. Más tarde lo hicieron con los directores de la Corporación Financiera Internacional (CFI). Estas reuniones continuarán hoy con otros integrantes del cuerpo ejecutivo del BM.

La misión uruguaya se limitó a presentar un pormenorizado informe de toda la situación, con claras referencias a los avales técnicos y científicos que ha recibido el emprendimiento de Botnia. También historiaron el proceso de cortes de ruta y bloqueos que afectaron al país, así como las acciones iniciadas por el gobierno de Néstor Kirchner ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El informe hizo referencia también a las cartas y enviados de Argentina a las autoridades del Banco Mundial durante estos últimos meses. Los directivos entrevistados oyeron con atención, aunque no emitieron opinión sobre los temas de fondo.

Tanto Astori como Fernández, que arribaron en un vuelo de United Air Lines de las 6.20 de la mañana, eludieron todo contacto con la prensa. No obstante, voceros de la embajada indicaron que hoy los representantes uruguayos presentarán un informe a la prensa acerca de sus gestiones.

MANIOBRA. Por su parte, fuentes del Banco Mundial indicaron a El País que la postura del director ejecutivo argentino Félix Camarasa puede conseguir que la resolución del crédito se postergue hasta el martes.

Cabe recordar que la silla que integra Uruguay en el directorio del BM es compartida con Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Perú. El titular de la silla es el representante argentino, ya que el vecino país es el accionista mayor del grupo. Los votos en el directorio del BM son calificados de manera porcentual de acuerdo con la participación en las acciones.

La presión argentina, incluida la carta que el presidente Kirchner envió al presidente del BM, Paul Wolfowitz, buscaba que el tema fuera quitado de la agenda del directorio.

Este objetivo no se cumplió, puesto que hasta últimas horas el tema permanecía en carpeta.

De todas formas, los estatutos del Banco Mundial prevén que si uno de los 24 directores ejecutivos plantea algún tipo de reparo respecto a un proyecto que se está tratando, se puede aplazar la decisión por un lapso máximo de una semana.

Camarasa recibió instrucciones precisas de su gobierno en cuanto a oponerse frontalmente a la concesión del crédito. Según las fuentes del BM consultadas, no estaba claro qué actitud tomarían los otros países que integran el grupo, pero se estimaba muy posible que se abstuvieran de pronunciarse.

Ello dejará con las manos libres y la única oposición de Uruguay dentro del grupo, para que Camarasa haga su planteo mañana en el Directorio. En caso que el resto de los directores acepten el planteo, y es de estilo que así lo hagan, el tema pasaría para la reunión prevista para el próximo martes 21 de noviembre. De esta manera Argentina habrá conseguido una postergación, mientras el enviado del rey Juan Carlos comience sus contactos en el Río de la Plata.

De todas maneras, en la mayoría de los países representados dentro del directorio existe aprobación respecto del proyecto de Botnia. Los países de mayor peso en el directorio, como es el caso de Estados Unidos, el mayor accionista, se mostrarían especialmente proclives a dar su voto. De todas formas es posible que el jueves no sea entonces el día clave para esta decisión.