Argentina: primera dama fustigó a Gran Bretaña

La senadora Fernández destacó “la vergüenza de un enclave colonial en pleno siglo XXI por parte de una potencia que se dice defensora de los derechos humanos”, durante un acto que encabezó en el Congreso por el lanzamiento de cinco sellos postales conmemorativos de los 25 años del inicio de la guerra por las islas Malvinas.

“Respetar los DDHH también es respetar la soberanía y no usurpar lo que no es de ellos”, agregó.

El presidente Néstor Kirchner sorpresivamente se ausentó el 2 de abril del acto principal por el aniversario de la operación militar lanzada desde Argentina en 1982 para recuperar las islas, ocupadas desde 1833 por el Reino Unido.

El gobierno nunca informó los motivos de la ausencia del mandatario, que fue reemplazado por el vicepresidente Daniel Scioli.

Kirchner no se pronunció sobre el tema en los días sucesivos, pero en cambio lo hizo su esposa, a quien muchos funcionarios mencionan públicamente como posible candidata del oficialismo a las elecciones presidenciales de octubre de este año.

“Malvinas no es para mí sólo una vivencia política, es también una vivencia personal, familiar”, aseguró Fernández en referencia a que durante el conflicto con Gran Bretaña residía junto a Kirchner en la provincia austral de Santa Cruz, uno de los puntos desde donde partían las tropas hacia las Malvinas.

Relató que debían tapar “las ventanas con frazadas y las luces de los autos con cintas para que la ciudad quedara a oscuras” ante la posibilidad de un bombardeo inglés.

“Inglaterra se ha negado en forma sistemática a todas las instancias de la ONU. Creo que con la fuerza de un gobierno democrático y con la convicción de que sólo el diálogo y la perseverancia, pueblo y gobierno deben sin desmayo y sin pausa recuperar la soberanía de las islas Malvinas”, concluyó.