Argentina sube combustible a extranjeros y en Ancap festejan

El secretario de Energía de Argentina, Daniel Cameron, señaló que se fijará un precio diferencial para todos los combustibles que se venden en estaciones de servicio de frontera a vehículos con patentes del exterior.

El presidente de Ancap, Daniel Martínez, dijo a El País, desde Caracas, que es una muy buena noticia para la empresa local. Calificó la decisión de «muy lógica» dado que Argentina subsidia el precio de los combustibles y no es natural que lo traslade a los usuarios extranjeros.

Cameron explicó que la medida responde a que se advirtió «un crecimiento desmedido en las ventas de combustibles respecto de la media de las estaciones del país». Según indicó Cameron, en el caso del gasoil la sobreventa equivale a entre el 1,5% y el 2% del consumo nacional.

Cameron remarcó: «En general, los vehículos están entrando con tanques adicionales y de repente daría la impresión de que se está estableciendo un comercio de hormiga de combustible».

Aunque no precisó el valor que se fijará, sostuvo que se trata de «una medida de simetría», por lo que el automovilista extranjero encontrará «valores similares a los de su país».

LIMITE. La medida busca ponerle una cota a la demanda desproporcionada que existe por el combustible argentino en las fronteras del país. La razón es simple: en la Argentina el combustible es mucho más barato que en los países limítrofes, donde el precio reflejado en los surtidores ha seguido la tendencia marcada por el costo del barril del petróleo.

Frente al diferencial de precios, no debería extrañar, entonces, que los extranjeros que viven cerca de la frontera argentina la crucen para llenar el tanque y regresar luego a su país

A fines de abril, Esso decidió elevar el precio de la nafta y el gasoil un 1,5% en promedio en las estaciones de servicio ubicadas en las fronteras y algunos corredores viales nacionales. La medida fue en respuesta a las subas de combustible en países limítrofes, que incentivaron aún más las compras en la Argentina.

PRIVADOS. «No sabíamos nada, pero es la mejor noticia que hemos tenido desde hace años, un regocijo por nuestra salud comercial», dijo el representante de la Unión de Vendedores de Naftas de Paysandú, Mario Burgos.

La noticia, aseguró Burgos, causó sorpresa y descreimiento en los estacioneros sanduceros, que desde hace tiempo denuncian los graves perjuicios causados por la diferencia de precios con Argentina e insisten en la necesidad de un precio diferencial para la frontera, como forma de disminuir el trasiego.

«Es que nos han prometido de todo y nadie puede hacer nada, el gobierno no se la juega, Aduana habla y no dice nada, es como a un diabético que le cortan primero un dedo, después la mano, hasta que se muere… si ahora se intenta algo bienvenido, si se concreta capaz no nos morimos», agregó. No obstante, advirtió que «hasta que no se cumpla no vamos a creerlo».

VENEZUELA. Martínez se reunió ayer en Caracas con las autoridades de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), con las que logró avanzar en la posibilidad de asociación de ambas empresas para extraer crudo pesado de una porción de la Faja del Orinoco.

Martínez dijo a El País, desde Venezuela, que en la reunión que mantuvo con el vicepresidente de PDVSA, Alejandro Granados, definieron la participación de la petrolera estatal dentro de la certificación de las reservas que permitirá conocer el potencial de explotación.

Ancap aportará, básicamente, soporte técnico, para lo que enviará en los primeros días de agosto un equipo de ingenieros y geólogos suyos a que se instalen en Venezuela. La certificación se calcula que esté terminada sobre fines de año.

A partir de allí se definirá una zona de explotación y la conformación de una sociedad dentro del marco jurídico venezolano con participación mayoritaria de Pdvsa, en la que se prevé que en los primeros cuatro años Ancap «tendrá que invertir, como máximo, U$S 100 millones», dijo Martínez.

El presidente de Ancap dijo que el capital podría conseguirse a través de financiamiento internacional. El área definida de explotación permitirá a Uruguay extraer 50.000 barriles diarios de petróleo, lo que, según Martínez, es «espectacular», ya que abastecería gran parte de la demanda del país.
(Con informacion de GDA | La Nacion)