Asistencia del BID con ‘piso’ de US$ 1.200: entre 2005-09

El titular del BID y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, firmaron ayer los documentos correspondientes a dos créditos ya aprobados por el organismo por un total de US$ 265,8 millones. Ese es el monto total de financiamiento comprometido por el BID para todo 2005. Se compone de un crédito por US$ 250 millones para financiar parte del Plan de Emergencia Social, y otro por US$ 15,8 millones destinado a incrementar la competitividad de unos 4.000 productores ganaderos.

Además de esas dos líneas de crédito, el gobierno y el BID definieron ayer otras 22 operaciones que compondrán el programa de financiamiento para todo el quinquenio, aunque aún no se avanzó en establecer el monto de cada uno de ellos. Según aseguró Iglesias, el financiamiento global acordado asciende a US$ 1.200 millones y de ese total “están identificados” créditos por “casi US$ 1.080 millones”. “Eso significa un piso sobre el cual el Banco pretende fortalecer sus labores de cooperación con el país. No es un tope, sino un piso”, afirmó.


Programa. Para 2006 el programa de financiamiento incluye 10 operaciones destinadas, entre otros fines, a modernizar el puerto de Montevideo, mejorar la competitividad, apoyar la promoción turística, fortalecer la capacidad de negociación en comercio exterior y apoyar las microfinanzas. También se financiarán proyectos que tienen que ver con la mejora de la gestión pública y la sostenibilidad fiscal, que incluye la instalación de una oficina de manejo de la deuda pública en el Ministerio de Economía y la modernización de la administración tributaria y eficiencia del gasto público, componente que recibirá nuevos financiamientos en los años 2007, 2008 y 2009.

En materia de pobreza e inclusión social, se destinarán recursos para apoyar la IV etapa de saneamiento de Montevideo por parte de la Intendencia y una nueva fase del plan de erradicación de asentamiento irregulares.

Para el 2007 se proyectan siete créditos destinados a la mejora de la sanidad ganadera, reformas en el sector financiero, construcción de una carretera permiteral de Montevideo, manejo de residuos sólidos y plan de saneamiento en la Ciudad de la Costa.

En los dos últimos años del período de este gobierno se financiarán proyectos relacionados con el mantenimiento vial, la energía eléctrica y el transporte público en Montevideo, que sufrirá modificaciones con la coordinación de políticas metropolitanas. También se financiarán programas de mejoras en la seguridad social y de apoyo a la modernización del sistema educativo.












Felices. Astori e Iglesias anunciaron el programa de créditos del quinquenio