Astori confía en poder llegar hoy a un acuerdo con el FMI

En el encuentro de hoy Astori discutirá el flujo de fondos desde el FMI hacia Uruguay y el superávit primario del país para este año, respecto del hay acuerdo en que debe ser del 3,5% del Producto Interno Bruto aunque el punto no está aún resuelto, aseguró el ministro.

Astori ratificó que se pretende contar con un nuevo acuerdo con el FMI para el mes de mayo y que el país respetará las restricciones que debe enfrentar como consecuencia de su elevado endeudamiento y cumplir con el programa macroeconómico establecido.

El ministro y el presidente del Banco Central del Uruguay, Walter Cancela, se reunieron ayer con el número tres del FMI, Agustín Carstens, para discutir los detalles finales del acuerdo.

Astori evitó definir el monto al que ascendería el programa, pero fuentes uruguayas señalaron que sería inferior a los pagos por intereses y amortización de deuda que el país debe hacer al FMI.

PENDIENTES. «Estamos intentando llegar a las definiciones sobre los dos puntos pendientes, pero ahora, de llegar a un acuerdo, será a nivel gerencial, luego deberá recibir la aprobación del directorio del FMI, que tiene programada la reunión en el próximo mes de mayo. Difícil que si hay acuerdo a nivel de gerencia no reciba la aprobación de las máximas autoridades», aseguró Astori.

Respecto del flujo de fondos ente el organismo y el país el ministro sostuvo que «Uruguay está intentando obtener las mejores condiciones en la medida que se sabe que tenemos restricciones importantes por el endeudamiento, pero también el ánimo para cumplir el programa».

Asimismo, Uruguay espera que el Banco Mundial apruebe en junio su estrategia de asistencia al país por un monto de U$S 800 millones a cinco años, y que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le preste U$S 1.200 millones en el mismo plazo, añadió Astori. El ministro dijo que espera que el BID apruebe el programa el 17 de junio.

Astori volverá a reunirse hoy con Carstens y otros altos funcionarios del FMI para discutir el programa, un día antes del comienzo de las reuniones de primavera del Fondo y el Banco Mundial que tendrán lugar este fin de semana.

El ministro aseguró que no cambiaría el rumbo seguido por el país después de la crisis de 2002 cuando el país perdió un 45% de sus depósitos bancarios en tres meses pero siguió pagando su deuda y realizó un exitoso canje.

«Uruguay es hoy un país respetado, considerado como un país serio (…) Eso hay que cuidarlo y nosotros lo vamos a cuidar», garantizó.

ELOGIOS. El director gerente del FMI, Rodrigo Rato, aseguró ayer en una reunión con un pequeño grupo de periodistas que el organismo espera alcanzar «pronto» un acuerdo con Uruguay.

Rato alabó que el nuevo equipo tenga «una posición clara» en política macroeconómica y calificó de «muy fluida» la relación entre el organismo financiero y la administración actual.

El Fondo espera que Uruguay retorne al PIB de 1998 a finales de este año, algo que según Rato refleja la gravedad de la crisis por la que atravesó Uruguay en 2002.

Tras elogiar la «alta credibilidad» de la política monetaria uruguaya, Rato apuntó que «la consolidación fiscal tiene que continuar para fortalecer el sistema financiero».

En su informe «Perspectivas Económicas Mundiales» presentado el miércoles el FMI sostuvo que la economía uruguaya «marcha por delante de las expectativas, con un crecimiento en términos reales del 12% el año pasado», aunque precisó que esa expansión se atenuará a un nivel del 5%.

El documento —divulgado ayer en la capital estadounidense por Raghuram Rajan, el economista jefe del organismo— sostuvo que «los indicadores financieros de Uruguay han seguido mejorando», aunque advierte que «la deuda pública sigue siendo muy elevada».

Petróleo amenaza crecimiento global

El director gerente del FMI, Rodrigo Rato, dijo que el entorno económico mundial es «benigno», pero alertó que los riesgos han aumentado, debido al alto precio del petróleo y los desequilibrios globales por cuenta corriente.

Rato realizó estas declaraciones en vísperas de la Asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), que se celebrará este fin de semana en Washington.

Sobre el crudo, el director gerente de este organismo destacó en una rueda de prensa que «hay signos de que la demanda seguirá fuerte en el futuro».

El FMI prevé que la reciente subida del precio del petróleo será permanente, debido principalmente al aumento del consumo en China e India.

Por ello, ha pedido más ahorro energético y el reajuste al alza de los valores de la gasolina y otros combustibles para que reflejen el «precio real» del crudo.

Sobre el desequilibrio en la balanza por cuenta corriente, Rato instó a los distintos países a que aprovechen el buen momento de la economía mundial para corregirlos.

Ese problema se refleja en el nivel récord de déficit por cuenta corriente de EEUU, que ascendió en 2004 a 5,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

«El crecimiento potencial de la zona euro es bajo, ciertamente menor al 2%», señaló Rato con respecto a la situación europea.

Rato dio su apoyo al Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que impone límites al déficit fiscal de los Gobiernos europeos y que «ha servido bien a Europa», a su juicio. eFE