Astori cree que «es muy difícil» en el corto plazo proponer ley para ANCAP

El legislador reconoció que esta instancia dejó «heridas serias» dentro de la interna del Encuentro Progresista «pero que se pueden curar».

El legislador de Asamblea Uruguay (AU), dijo en radio Sarandí que si bien «estaba preparado» para un resultado como el de la consulta popular sintió «desazón» aunque tiene «tranquilidad espiritual» por su postura a favor del NO para el mantenimiento de la ley.

Astori insistió en que su posición durante la elaboración del proyecto de ley en la comisión de Hacienda del Parlamento se «siguieron las instrucciones de la Mesa Política» del Frente Amplio.

Interna del partido
El dirigente de AU reconoció que «hay heridas serias» dentro del partido «pero se pueden curar si hay disposición». En cuanto a su ríspida relación con el presidente de la coalición de izquierdas, Tabaré Vázquez, Astori estimó en el Diario Sarandí, que está dispuesto a «retomar el diálogo» si bien hace tiempo que no se dirigen la palabra. «Más de lo que sería conveniente dentro de una fuerza política importante», dijo.

Aunque en reiteradas ocasiones la postura de Astori ha diferido de la mayoría de su partido, machacó en que nunca pensó irse del Frente Amplio (FA). «Jamás, jamás, jamás pensé en irme del FA. Nuestro trabajo es en el FA o no es», aseguró Astori.

El senador de izquierda reconoció que hubo adherentes a su sector que votaron el Sí para la derogación de la ley de asociación. Astori consideró que pesaron algunos factores: «Hay un descontento generalizado por lo que la gente considera un período de derrotas» y que «el uruguayo es poco proclive a los cambios profundos del Estado».

Para Astori el voto del Sí representa un rechazo a este gobierno pero también a las anteriores presidencias de Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle. Astori consideró que ambos ex mandatarios «fueron emblemas por el NO durante la campaña y eso jugó en contra» para el mantenimiento de la ley.

El senador dijo que en marzo definirá si se presenta como candidato a la interna del partido y que la decisión será analizada por su sector. «El aporte de AU será muy importante para llegar al gobierno», aseguró Astori.

Futuro de las empresas públicas
En cuanto a cómo queda posicionada ANCAP luego de la derogación, el legislador consideró que si bien en la campaña electoral se dijo que en 2006 caen los monopolios y la empresa estatal no va a poder competir, lo cierto es que esa fecha era planteada por la ley, actualmente derogada.

No obstante, Astori dijo que en el Mercosur «conceptualmente la obligación existe» porque el Tratado de Asunción prevé que los monopolios deben caer. Como ejemplo el legislador explicó que ANCAP vende combustible en Argentina y «en cualquier momento» el gobierno de Néstor Kirchner «podría hacerle (a Uruguay) un planteo de equidad» para vender combustible en el país.

(Observa)