Astori defendió la reforma y criticó a la oposición

Ayer Astori defendió el proyecto de reforma en el programa «De igual a igual» de Canal 4 y contraatacó a la oposición ante las críticas provenientes de la oposición, en especial, de su antecesor Isaac Alfie. El ministro sostuvo que durante la administración Batlle se elevó el impuesto a las sueldos «a su máxima expresión de la historia» y sin aceptar ninguna deducción.

Destacó que habrá «más justicia» con la aplicación del nuevo impuesto a la renta y que la baja en el IVA favorecerá «a los sectores más humildes».

Astori fue más allá y dijo que el país tuvo en 2005 el mejor resultado fiscal «en 50 años» a la vez que financió el Plan de Emergencia, algo que «nunca practicaron los partidos tradicionales (…) estamos haciendo las reformas que ellos nunca hicieron (y) que el país pedía a gritos desde hace décadas».

«Las diferencias son abismales», contestó el ministro cuando se le preguntó por los cambios en política económica.

En esa línea Astori dijo que «la gente se está dando cuenta» de los cambios en política laboral y salarial por lo que hoy «están en mejor condición de defenderse que antes».

COMERCIO. Frente a las cámaras Astori se mostró confiado en incrementar el volumen de negocios con Estados Unidos, aunque todavía sin entrar en la discusión de un tratado de libre comercio. Dijo que «todos los uruguayos» comparten el sendero elegido por el gobierno de «mejorar el comercio con el principal cliente del país». Sostuvo que «hay acuerdo» en el gobierno y se «está avanzando» para lograr «mayores cupos» y «menores aranceles» y así impulsar la colocación de productos como «la carne, los lácteos y el arroz».

«Sería absurdo, absurdo, que descuidáramos esa posibilidad» dijo Astori, para quien es el camino del cual «depende la calidad de vida de la gente».

Sobre el final de la entrevista Astori alabó al director de Rentas, Eduardo Zaidensztat, del que valoró la «vocación de servicio y el compromiso con el interés nacional», mientras que no quiso responder ante un planteo sobre su eventual candidatura a la presidencia en 2009. «Estamos totalmente concentrados en la conducción económica», zafó el ministro.