Astori intentará neutralizar las disidencias internas de bancada

El titular de la cartera explicará a la bancada oficialista la línea económica que desarrollará el Ejecutivo y las perspectivas presupuestales. El tratado de inversión con Estados Unidos también figurará en la agenda (ver nota aparte).

Ayer, Astori acordó con el presidente Tabaré Vázquez la estrategia que desarrollará frente a los legisladores oficialistas, consciente que sectores como el Movimiento de Participación Popular (MPP), tratarán de marcar sus posiciones en la reunión, para luego ser reflejadas en la prensa.

El objetivo del Ejecutivo es intentar congelar las diferencias internas o en su defecto establecer una tregua, para evitar el desgaste del gobierno ante la opinión pública, según aseguraron a El País fuentes de la coalición.

Por más de una hora, Vázquez y Astori evaluaron en el Edificio Libertad la marcha económica del país, las negociaciones con los organismos de crédito, así como la forma en que el secretario de Estado debía pararse frente a la numerosa bancada.

Las fuentes destacaron que Astori y el equipo que lo acompañará informarán a los legisladores y responderán las preguntas que les formulen.

Empero, no abrirán espacios para que se profundicen en la reunión cuestionamientos a las decisiones adoptadas.

LINEAS. El hecho de que existan dos claras líneas en la nueva administración, encabezadas por Astori y el ministro de Ganadería, José Mujica, lleva al mandatario a tratar de mantener equilibrios, aunque incline la balanza a favor del titular de Economía.

“Tengo más armas para la lucha, más instrumentos, más argumentos, más razones”, dijo Astori a Búsqueda al subrayar su convencimiento respecto a que ganará la batalla ideológica en la coalición, desde el gobierno.

Entre los integrantes del partido de gobierno se entiende que la polarización entre Asamblea Uruguay y el Movimiento de Participación Popular se extenderá durante el período, porque en la pulseada se definirá quién será el sucesor de Vázquez

Al tiempo que Astori apuesta a los resultados de mediano y largo plazo para poder proyectar su figura, el grupo de Mujica se juega a las medidas efectistas y de corte populista que calan en la opinión pública. Junto a los integrantes del equipo económico, Astori ingresará en la Sala 17 del edificio Anexo del Palacio Legislativo, para participar por primera vez desde que asumió la cartera, de una sesión con la Agrupación Parlamentaria. La reunión comenzará a las 9:30 horas.

MALESTAR. Antes de su viaje por Japón y Estados Unidos, Astori suspendió en cuatro oportunidades su asistencia al Parlamento.

La falta de información del Poder Legislativo sobre los pasos del Ejecutivo, la escasez de datos sobre la situación económica, y la ausencia de diálogo entre los miembros del gobierno, generó malestar en el ámbito parlamentario.

La ausencia de comunicación también fue advertida públicamente por Mujica, que estimó que si Astori informara a la bancada, existirían menos fricciones interna con el gobierno.

BATALLA. Si bien entre los miembros de la coalición se creía que el eje de la nueva administración se iba a centrar en la acción de los ministros, la heterogeneidad de la numerosa bancada, lleva al Ejecutivo a ubicar la mira en el Parlamento, al convertirse en el nuevo campo de batalla.

Si bien el tema del endeudamiento fue el primero en detonar en el Poder Legislativo, el Ejecutivo admite que otros temas conflictivos para la administración surgirán desde el Parlamento y, esencialmente, desde la fila de la bancada de gobierno.