Astori reticente a introducir cambios en reforma tributaria

Astori dejó entrever que los equilibrios internos de la reforma, en especial los que apuntan a la equidad, eficiencia y estímulo a la inversión productiva y la aplicación de la nueva estructura tributaria, impiden realizar cambios como los que han venido reclamando con insistencia distintos sectores del gobierno en el Parlamento en las últimas semanas.

La Vertiente Artiguista, el Partido Socialista, el Movimiento de Participación Popular y el Partido Comunista reclamaron, a su turno, distintas modificaciones al proyecto. Con menos insistencia, Alianza Progresista y el Nuevo Espacio también se sumaron a los reclamos.

Uno de los cambios en los que existe coincidencia casi unánime es el referido al aumento del monto mínimo no imponible para la aplicación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), así como el de las deducciones a los gastos en salud y en educación.

En ese marco, durante el foro el asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), David Eibe, dijo que «no necesariamente la suma de las individualidades redunda en el interés general» y si bien consideró que la defensa de intereses corporativos es «lógica y legítima», no se puede acceder a todos los reclamos.

El ministro destacó que la reforma constituye un «cambio estructural» en Uruguay y dijo que en caso de fracasar habrá que «olvidarse de hacer otra reforma por un buen tiempo en el país».

Al realizar una encendida defensa de la reforma tributaria impulsada por el Poder Ejecutivo, Astori rebatió los argumentos impulsados desde la oposición, en el entendido de que se castigará en particular a los sectores medios de la población, y que el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas constituirá un impuesto «al trabajo» y no como se pretende que sea sobre todas las rentas de las personas.

«Si se dicen esas cosas, se deben decir con fundamento. Nosotros mostramos números que nos indican que los sectores medios verán incrementado su ingreso disponible, y que habrá una mayor equidad vertical entre las capas sociales de la población», señaló. Los gráficos exhibidos por el líder de Asamblea Uruguay indican que los dos décimos de mayores ingresos serán los que sufrirán el mayor impacto en todos los órdenes.

PRECIOS

Por otra parte, al ser consultado específicamente sobre el impacto en los precios que puede significar la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y la eliminación del Cofis, Astori dijo que tras la aprobación de la ley se convocará a los «formadores de precios» para «conversar» para que dichas rebajas se traduzcan en menores precios para la población.

Asimismo, el ministro señaló que el área de Defensa del Consumidor, dependiente del MEF, deberá cumplir un «papel protagónico» en el futuro, a fin de controlar eventuales excesos en la fijación de precios.

Astori dijo, además, que la reducción de los aportes patronales a las empresas públicas no financieras, que bajarán de 26% a 7,5%, puede reflejarse en algún momento en las tarifas.