Ataque palestino tras fracasar propuesta de tregua de 3 años

JERUSALEN | AFP, ANSA y AP

Una mujer de 39 años de edad y sus tres hijos menores resultaron heridos en una emboscada tendida por varios hombres armados de la Brigada de los Mártires de Al Aqsa, quienes anoche abrieron fuego sobre un vehículo que transitaba por una calle que comunica Jerusalén con la colonia judía de Har Ghilo, en Cisjordania.

Las Brigadas Al Aqsa, grupo fundamentalista armado vinculado con el movimiento Al Fatah, del líder palestino Yasser Arafat, reivindicaron el ataque mediante un comunicado de prensa, al día siguiente de haber anunciado la ruptura de una tregua.

El episodio ocurrió luego de que la Autoridad Palestina propusiera ayer a Israel prolongar «en dos o tres años» el cese del fuego en curso desde hace algunas semanas.

«Esto significa que en ese lapso de tiempo no habrá atentados suicidas, ni lanzamiento de misiles, ni emboscadas», explicó el ministro del Exterior palestino, Nabil Shaath, quien ayer se reunió con su homólogo israelí, Silvan Shalom.

Un funcionario israelí que asistió a la reunión, y que pidió el anonimato, dijo que hora, Shaath ofreció una tregua permanente «a cambio de no tener que disolver» a los grupos extremistas.

Israel exige el desmantelamiento total de los grupos violentos, un requisito que está establecido en la «Hoja de Ruta» hacia un proceso de paz y la creación de un Estado palestino.

Según el canciller israelí, las organizaciones que llevan adelante la Intifada aprovechan el cese del fuego «para trasladar armas (hacia las áreas autónomas), para adiestrarse, y para perfeccionar sus misiles».

El ministro advirtió que si esos elementos no se tienen en cuenta, «podremos en cualquier momento bloquear el proceso de paz».

La Autoridad Palestina, por su parte, sostiene que una confrontación total con los militantes desencadenaría una guerra civil.

HERIDOS. La precisión sobre las víctimas del ataque de ayer fue suministrada por el diario israelí «Haaretz», confirmando lo informado previamente por fuentes de seguridad israelíes, que indicaron que uno de los heridos está en condición grave.

Los cuatro heridos, todos residentes de la colonia Har Ghilo, fueron atacados a las 21.30 locales en las proximidades de Belén.

La madre, con heridas en la cabeza, y una de las hijas, de nueve años de edad y con lesiones en una pierna, fueron internadas en el hospital Ein Karem, de Jerusalén, mientras los otros dos menores, de 12 y 16 años, sólo sufrieron raspaduras menores provocadas por esquirlas de los proyectiles.

El de ayer fue el primer ataque en la zona desde que los israelíes cedieron el control de la seguridad de Belén a los palestinos, un mes atrás, en el marco del proceso de paz reanudado en junio.

Los residentes de Belén dijeron que la policía patrullaba la zona en procura de dar con los responsables del ataque.

LIBERACION. Israel decidió liberar el miércoles a 442 prisioneros palestinos, cumpliendo parcialmente el compromiso anunciado la semana pasada de poner en libertad a un total 540 detenidos, informaron la radio pública y la radio militar israelíes.

Otros 80 que figuraban en la lista inicial, ya han purgado sus penas y fueron liberados antes. El Shin Beth, los servicios de seguridad interior, sigue estudiando el caso de otros 20 prisioneros.

Entre los 442 palestinos que serán liberados se encuentran «presos administrativos», personas encarceladas por entrada ilegal en territorio israelí y criminales, precisaron las radios.

Alrededor de 200 detenidos pertenecen a los movimientos islamistas radicales Hamas y Yihad islámica, según la radio militar, pero los responsables israelíes no confirmaron esta información.

Los grupos extremistas Hamas y Yihad islámica pretenden que Israel libere a unos 6.000 palestinos detenidos, entre los que se encuentran sus militares, algunos de ellos arrestados por actos de terrorismo.