Atentado en Bagdad deja al menos 10 muertos

Al menos 20 personas resultaron heridas en el ataque ocurrido en la madrugada en al-Bayá, un distrito pobre del suroeste de Bagdad, dijeron fuentes médicas. Ajmed Kadjim Ibrahim, viceministro del Interior, dijo que los muertos eran iraquíes y que el conductor del camión planeaba atacar la estación de policía local.

Los restos del autobús quedaron en un cruce de caminos, rodeados por restos humanos regados por el área. Dos automóviles que estaban en las cercanías fueron destruidos en la detonación. Soldados estadounidenses llegaron a la zona y fotografiaron lo que quedó del camión.

«Estaba saliendo de mi casa cuando escuché una explosión y vi automóviles quemándose en el cruce de al-Bayá», dijo Ajmed Ayyoub, conductor de autobús de 23 años.

«Corrí al lugar para ver si había heridos. Había muchos restos humanos en las aceras y empezamos a recogerlos», dijo. Las labores de rescate se dificultaron porque estaba oscuro cuando ocurrió la detonación, agregó.

Los atacantes suicidas suelen atacar estaciones de policía, al considerar a las fuerzas de seguridad instancias que colaboran con las fuerzas de ocupación encabezadas por Estados Unidos, que obtuvo una victoria el fin de semana con la captura de Saddam.

La estación de policía ha sido atacada anteriormente varias veces. Hace cuatro días, dijo la policía, fueron lanzadas granadas cohete contra el edificio. Los soldados estadounidenses que estaban destacados en la estación la dejaron luego de ese ataque, a solicitud de los policías iraquíes, quienes consideraban que su presencia era lo que provocaba los atentados.

Medhat Ghanem, de 32 años, dijo que estaba en la acera en espera de un autobús cuando vio un camión amarillo acelerar por el camino principal y luego explotar.

«Luego de la explosión, caí al suelo y estuve inconsciente por un momento. Luego me di cuenta que tenía la pierna rota», dijo Ghanem en el hospital donde fue atendido.

Ibrajim culpó del atentado a simpatizantes del depuesto dictador.
«Estaban tratando de vengar a su cobarde líder, a quien veían como un héroe en el pasado», dijo.

La explosión sigue a una serie de manifestaciones en Bagdad de parte de elementos leales a Saddam, quienes también emboscaron una patrulla estadounidense en Samarra, tomaron la oficina del alcalde apoyado por Estados Unidos en Faluyá y enfrentaron a las tropas norteamericanas en Ramadi, mientras las ciudades del llamado «Triángulo Sunita» reaccionaban a las noticias sobre la captura del depuesto dictador.

(AP)