Aumentan gerencias de ANCAP por reestructura

El directorio de ANCAP presentó ayer al Consejo de Ministros el plan estratégico previsto para el próximo quinquenio, que implicará cambios sustanciales en el funcionamiento del ente, al priorizar la inversión en negocios energéticos, la optimización de la refinería de La Teja y la inclusión de indicadores de gestión para el seguimiento del cumplimiento de objetivos.Uno de los cambios más relevantes será la sustitución de la gerencia gerencial por cuatro áreas de gestión y el aumento de la cantidad de gerencias de 23 a 32, dijeron a El Observador fuentes de la empresa.La estrategia apuntará también al cambio en el perfil de gestión de personal, transitando a la implementación de un sistema de remuneración por resultados. En la misma línea se buscará sustituir la lógica “piramidal” de gestión, definida en más de una oportunidad por el presidente de ANCAP, Daniel Martínez, como un “mamut monárquico”, por la promoción del trabajo en equipo. (ver página 4).El alcance del plan estratégico abarca los doce segmentos de negocios definidos en la compañía, que van desde actividades energéticas (refinación, distribución y comercialización, lubricantes, exploración y producción, gas natural, gas licuado de petróleo y biocombustibles); a no energéticas (azúcar, portland, petroquímica, bebidas alcohólicas, alcoholes y solventes industriales).En el plano de refinación, el objetivo de ANCAP es aumentar la capacidad de conversión de la planta –para lo cual estudia asociarse con PDVSA– lo que permitirá procesar crudos pesados ante un escenario de escasez de petróleos livianos. El ente apuntará a su vez a “liderar” el desarrollo de los biocombustibles, ya sea en el área del etanol –donde ya funciona su emprendimiento Alcoholes del Uruguay (Alur) en Bella Unión–, como en el biodiesel.Organigrama. Otro objetivo, que se considera “cumplido” por el directorio, con la compra de la red de estaciones Texaco, es incrementar la participación en el mercado minorista de distribución y venta de combustibles (ver apunte),Un mojón clave para el cumplimiento de los nuevos lineamientos estratégicos será la reestructura, en una segunda etapa, del organigrama de la principal empresa del país, que se concretará “antes de fin de año”.El nuevo andamiaje contemplará la adecuación de las divisiones ejecutivas a las áreas de gestión definidas en la estrategia corporativa de la petrolera.Esa transformación acarreará la eliminación del cargo de gerente general y en su lugar se creará un comité ejecutivo integrado por los jerarcas que estarán al frente de cuatro grandes gerencias, que centralizarán la gestión de la compañía bajo la autoridad del directorio.Si bien el nuevo organigrama implica “etapas de negociación” interna, ya están definidas las cuatro áreas de gestión principales: Negocios Energéticos; Negocios No Energéticos; Servicios Funcionales –comunes a la estructura a todas las líneas de negocios, como por ejemplo los departamentos de informática, compras y asesoramiento legal–; y Planificación Corporativa Estratégica, informaron fuentes desde ANCAP.Esta última división, que ya existe en la compañía, cobrará en la nueva etapa “mayor relevancia” y será la encargada de monitorear los cambios de escenario a todo nivel, al tiempo que controlará el cumplimiento del plan de negocios y corregirá los desvíos en base al seguimiento de indicadores de gestión.Para cubrir las direcciones de cada sector “no se descarta” apelar a ejecutivos fuera de la compañía, en caso que ninguno de los jerarcas actuales del ente se ajusten a los perfiles de dirección necesarios. A partir de allí y una vez designados los titulares de cada área, se redefinirá la vinculación del resto de las divisiones gerenciales que responderán, según su función, a una de las cuatro áreas de dirección, conformando una “estructura de racimo”, según explicaron fuentes de la petrolera. Esta parte del nuevo organigrama será “consensuado” y evaluado por el directorio en conjunto con cada uno de los gerentes de las áreas centrales, agregó el informante.De esta forma, se espera que con el nuevo organigrama aumente a 32 el número de gerencias en lugar de las 23 que existen en la actualidad, dijeron a El Observador una fuente de la compañía.Algunas divisiones serán eliminadas o se fusionarán, y otras pueden ser creadas de acuerdo a las necesidades de la nueva estrategia, afirmó.La fuente agregó que se procederá asimismo a la “revisión” de la plantilla jerárquica de la empresa, y a “redimensionar” la cantidad de personal por área de acuerdo a las necesidades, una vez que se definan las competencias.