Aumento del consumo con mayor crecimiento en el ‘mercado negro’ Informales o contrabando venden 50%

POR FÉLIX CARRERAS
Apoco más de un año de la gran depresión que siguió a la devaluación y a la crisis bancaria, el indicador del consumo de los uruguayos ha confirmado en los últimos tres meses que comenzó a recuperarse, pero todavía no se llegó al nivel de junio 2002. Ya entonces los índices del consumo interno venían cayendo (desde 1999) al mismo ritmo de la recesión.

Los últimos índices y encuestas, tanto la del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) como los de la Cámara de Comercio y Servicios (Cncs), o de consultoras privadas, revelan que en el tercer ! trimestre hubo un leve aumento en las ventas de algunos sectores del comercio.

La encuesta de la Cncs sobre ventas de comercios y servicios entre julio y setiembre de 2003 registró un crecimiento real de 4,7% con respecto al mismo período del año pasado. La mejora no fue homogénea: en supermercados y confiterías las ventas mostraron una caída de hasta el 10%. Empresarios consultados consideraron que el aumento de las ventas estuvo de acuerdo con las expectativas, ya que el período se compara con el peor trimestre de 2002.

La encuesta de la Cncs releva unas 200 empresas. El informe indica que en los rubros en que se mantiene la contracción de las ventas, la tendencia es menos negativa que la de los
meses anteriores. Si se comparan los primeros nueve meses de 2003 y de 2002 todos los rubros muestran todavía una caída de ventas.

El informe del INE sobre la evolución de ventas en comercios y servicios en los nueve primeros meses del año indica que, en relación a ! enero/setiembre 2002, se registró una caída de 9,7% en las ventas de s ervicios y de 28,3% en el comercio minorista.

Lo más significativo es que el INE revela una caída del 34,3% en la compra de alimentos en relación a los nueve primeros meses de 2002. Si se toman los nueve meses del año se registra un aumento de 5% en los servicios y de casi 3% en el comercio minorista. La caída en las compras de alimentos en comercios minoristas este año fue de 9,5%.

Los datos mensuales del INE muestran la variación de las ventas de alimentos en comer.

Los datos de los relevamientos de la Cncs y del INE aparecen contradictorios. Mientras la encuesta privada observa un aumento de 4,5% en el tercer trimestre, el INE indica una pronunciada caída (28,3%) sobre las ventas del comercio minorista.

La Cncs también indica una caída de hasta 10% en las ventas de los supermercados, al tiempo que revela que los encuesta-dos opinan que hay un intenso proceso de sustitución de artículos de consumo de marca por otros más baratos, y de origen nacional; señalan asimismo, su preocupación por la creciente presencia de la competencia informal.

Otra encuesta privada, de la Consultora Nielsen, que aprecia ‘una caída mucho menor’ (del consumo), indicando que prácticamente se está llegando a igual nivel de facturación en supermercados del período inmediato posdevaluación, revela que entre todos los tipos de comercios minoristas, los de peor performance fueron los almacenes (de barrio), seguidos por perfumerías y locales de venta de cosméticos.

La Cncs también dio a conocer la información elaborada por la firma Mercoplus que hace un seguimiento de la actitud de los consumidores. El estudio reveló que el canal informal y los artículos de contrabando tienen mayor incidencia en el consumo de amplios sectores de ia población: más de la mitad de los hogares de Montevideo compra vestimenta en ferias informales; un 41% de lasíamilias adquiere zapatos a vendedores informales en ferias y un 5% lo hace en viajes a la frontera.

La drástica caída en la compra de alimentos parece encubrir otros rubros de comer cio informal que se han hecho habituales en los barrios. En negocios sin control se vende pan, leche, queso, fideos, yerba, azúcar, papel higiénico y también varios tipos de carne, especialmente embutidos, pero también vacuna y de ave. El fraccionamiento en unidades pequeñas, el bajo precio y la menor calidad -además de la evasión fiscal-aumentan el canal de comercio informal.