Aumentó Desempleo en segundo trimestre pero en junio bajó.

En el segundo trimestre del año si bien menos personas se volcaron al mercado en la búsqueda de un empleo respecto al primer trimestre, la cantidad de individuos con un trabajo tuvo una disminución mayor, lo que derivó en el incremento del nivel de desempleo que mide el número de personas sin ocupación pero en busca de ella.

Pese a ello, el subsecretario de Economía y Finanzas, Andrés Masoller, dijo ayer a El País que «seguimos con niveles de ocupación similares al año anterior, lo que en este contexto de crisis internacional es muy bueno para la economía uruguaya».

«El dato fue muy bueno. Puntualmente hay una pequeña baja del desempleo» en junio, dijo a El País al tiempo que agregó que la baja en la tasa de empleo «está dentro de lo esperado».

El nivel de desempleo se ubicó en 8% en todo el país siendo superior en Montevideo (8,3%) que en el Interior (7,8%) para el segundo trimestre del año, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

En la comparación con el primer trimestre el incremento del desempleo fue parejo tanto en Montevideo como el Interior. En cambio, si se compara con igual trimestre de 2008 el aumento del desempleo se da exclusivamente en la capital al pasar de 7,1% a 8,3%.

En tanto, la tasa de actividad -que es la población que busca trabajo- se ubicó en 62,6% entre abril y junio lo que indica un descenso de 0,6 décimas de punto porcentual con respecto al primer trimestre del año (63,2%). La reducción de la cantidad de personas que buscan trabajo fue pareja tanto en Montevideo como el Interior aunque se advierte un leve incremento (1,3%) en las localidades pequeñas y zonas rurales al comparar los trimestres.

A nivel de personas ocupados, la tasa de empleo se ubicó en 57,6% en el trimestre entre abril y junio lo que representa un descenso de 0,8 décimas de punto porcentual frente a 58,4% del primer trimestre. Esto, según el INE, es consecuencia de un descenso en todo el país.

La mayor pérdida de puestos de trabajo se dio para las personas menores de 25 años entre las que la tasa de ocupación tuvo una caída de 3,2%.

JUNIO. En la medición mensual de junio la cantidad de personas que se volcaron al mercado en la búsqueda de trabajo disminuyó 1,1% respecto de mayo y se ubicó en 62,2% en el total del país siendo mayor la caída en el Interior.

La caída en la cantidad de personas ocupadas (0,6%) también se vio en junio frente a mayo al pasar de 58,2% a 57,6%, fuertemente impulsado por la reducción que se dio en el Interior dado que en Montevideo se elevó la cantidad de personas con un trabajo.

En este sentido, el desempleo se ubicó en 7,5%, con una disminución de 0,6 puntos porcentuales con respecto a mayo en que la tasa era de 8,1%, afectando mayormente a la capital del país.

El resultado del desempleo en junio significa que unos 122.063 uruguayos no contaban con un trabajo en el sexto mes del año, lo que significa unas 12.022 personas menos que el mes previo.

El economista Ramiro Almada, de Oikos, señaló a El País que «si bien hay una caída puntual en junio del desempleo, la evolución respecto del trimestre anterior es al alza, con lo cual no podemos decir que haya un cambio de tendencia hacia (la baja), más bien se está manteniendo».

De cara a fin de año frente a lo que fue la histórica caída de 2008, según Almada, aquella es «difícil de abatir».

«Basados en la situación económica por la cual está atravesando la economía (desacelaración en el nivel de actividad), que se refleja en el mercado laboral en un mayor número de trabajadores en el seguro de paro (el gobierno ha tenido que extender el plazo en algunas ramas) y en una menor demanda, aunque existan indicios de que en el segundo semestre pueda comenzar la recuperación, la misma será lenta, con lo cual la recuperación de los puestos de trabajo estará correlacionada con la evolución del nivel de actividad», dijo.

En tal sentido, Oikos estima que el desempleo promedio del año se ubicará próximo al 8,5%, lo que implica que «será difícil de bajar el nivel de 2008».

En la misma línea Ramón Pampín, de Pricewaterhouse Coopers, había señalado a El País las dificultades que podrían tener las empresas al otorgar los incrementos salariales.

«En un contexto económico desfavorable, sostener incrementos de salarios como estamos viendo y no afectarse severamente los niveles de empleo son objetivos que pueden ser crecientemente incompatibles sobre todo en la medida que el debilitamiento de la economía sea mayor y más prolongado al esperado», dijo ayer a El Espectador.

La semana pasada, en ocasión del anuncio de las nuevas proyecciones para 2009, Masoller dijo a El País que no prevé un ajuste en el nivel de empleo y que el desempleo se mantendría en torno al 7,5% y 8%. En ese entonces había argumentado que en el primer semestre del año el nivel de empleo fue mayor que en el primer semestre del año pasado.

SECTORES. Los sectores más afectados por el desempleo en la comparación con el primer trimestre del año son el agropecuario que redujo su nivel de ocupación de 11,2% a 10,5% y el de la construcción que pasó de 7,2% a 6,7% al cierre de junio. Por el contrario, el mayor incremento en la cantidad de trabajadores de un trimestre a otro se vio en los servicios sociales y de la salud que pasaron de tener el 6,9% de los ocupados al 7,4%.