Aumentó la carne 7% y puede seguir subiendo

Eso refleja la suba que registró el precio del ganado en las últimas semanas por la menor oferta de haciendas preparadas a causa de la sequía. Como ese fenómeno podría persistir, operadores consultados por El Observador no descartaron que la carne al público siga encareciéndose en los próximos meses.

El presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Rafael Rodríguez, dijo que los frigoríficos entregaron ayer los cortes de mayor valor con aumentos de entre 7% y 8% y la media res con un ajuste de 6%. Agregó que los precios a los consumidores en las carnicerías y góndolas de supermercados aumentaron en un porcentaje similar.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica, Alberto González, dijo que el incremento fue de entre 5% y 6%, producto del aumento promedio del 5% que registraron los precios de los ganados en los últimos 20 días.

El empresario industrial sostuvo que el aumento que se registra en las ventas de vacunos a frigoríficos se produce a consecuencia del sensible deterioro que experimentaron las pasturas luego de la intensa sequía que afectó al país. Si bien no descartó nuevas subas, porque el mercado está operando en forma muy dinámica, estimó que en unos 20 días mejorará la alimentación pastoril y habrá una oferta más fluida de vacunos para la faena.

González opinó que si los precios de los ganados siguen evolucionando como hasta ahora en los próximos dos meses seguramente habrá que hacer un nuevo ajuste de precios, aunque consideró que en los próximos 15 días se habrán de mantener los actuales valores.

Rodríguez, de la UVC, recordó que anteriores ajustes de precio de la carne al público tanto a la suba como a la baja, en todos los casos de alrededor de $ 2 por kilo, los carniceros no habían sido trasladados esas variaciones a los consumidores.

La carne vacuna es el producto que menos ha subido en los últimos 18 meses, no teniendo prácticamente variaciones el precio desde diciembre de 2004, según Rodríguez.


Ganado en alza. Los mejores novillos se cotizaron la última semana a US$ 1,78 el kilo (en segunda balanza) cuando hace un mes el valor se situaba en US$ 1,70 (suba de 4,7%). Por su parte, las vacas gordas de mejor calidad que en la última semana se cotizaron a US$ 1,59 el kilo en segunda balanza, hace un mes estaban en US$ 1,53 el kilo.