Aumento salarial de julio será en el entorno del 10%

Los criterios para fijar los aumentos también presentan gran similitud en empresas de ramos y tamaños muy distintos, debido a la influencia de las pautas que estableció el gobierno para la última ronda de Consejos de Salarios.

Muchos sueldos ajustarán en julio y el impacto final que tengan trasciende al efecto en el bolsillo de cada uno. El agregado de todos los salarios en la economía tiene importancia macroeconómica que no es posible soslayar. Para establecer una idea de las perspectivas económicas del próximo semestre o año entonces es necesario hacer alguna conjetura sobre cuál es el nivel del ajuste de salarios en julio. De paso se puede hacer la cuenta de lo que le toca a cada uno.

El criterio de la ronda de convenios colectivos presentaba algunas características destacables. El gobierno pretendía acuerdos de largo plazo, con ajustes anuales que sigan el criterio de reflejar la inflación y el crecimiento en el producto por persona ocupada. El primer objetivo se cumplió y los convenios firmados son mayoritariamente a más de dos años. El segundo no fue respetado y la sospecha que la inflación podía ser más alta de lo esperada hizo que se mantuviera en las dos terceras partes de los convenios el criterio de ajustar semestralmente.

En cuanto al monto de ajuste, prácticamente todos los convenios siguieron el criterio de dar la inflación prevista por el gobierno para el próximo año (5% en todos los casos) y ajustar una vez por año por el desvío que ocurriera. La mecánica de estimar el aumento por crecimiento del salario fue variada pero en todos los casos utilizó como elemento de referencia la evolución del PIB por persona ocupada.

INFLACION. En junio del año pasado, la variación de los precios esperada para el año siguiente por el gobierno era 5% anual y la mayor parte de los convenios incluyó 2,5% de aumento en cada semestre. Para los convenios que ajusten ahora en julio deberá existir una compensación porque la inflación observada fue superior a esta meta oficial. El IPC en los 12 meses terminados en junio aumentó 8,6% por lo que será necesario compensar los salarios de junio a partir de julio en 3,4%.

Además de este ajuste el incremento de salarios de julio debe prever un aumento del 5% anual para el próximo año a pagarlo en dos instancias de 2,5% cada una en julio del 2011 y enero del 2012.

CRECIMIENTO. El componente crecimiento sugerido por la pauta oficial incluye dos partes. Por un lado se solicitó que se reflejara en los ajustes el crecimiento macroeconómico de la producción real por persona ocupada. Por otro, se solicitó que se incorpora un componente sectorial para otorgar mayores aumentos si al sector le va mejor que al promedio de la economía y menores aumentos si entra en la mala racha.

No todos los Convenios pudieron acordar pautas sectoriales claras y lo que predomina es el indicador macro. Pensando solamente en este último, en junio del año pasado el gobierno propuso como criterio utilizar la expectativa de variación real del PIB y la expectativa de variación del empleo que es relevada por el BCU en sus encuestas mensuales. En aquel entonces el mercado señalaba una expectativa de variación del PIB para el año terminado en junio del 2011 del 4,5% y proyectaba que el empleo registraría un aumento del 1,35% en el mismo período. De esta forma el componente macroeconómico que más se repite es de 3,1%.

Todavía no se conoce la realidad pero se puede utilizar la expectativa que tienen los mismos analistas 12 meses después cuando pasó el período pero todavía no están las estadísticas oficiales. El mercado espera en junio de 2011 que cuando salga la información del PIB y el empleo en los próximos meses arroje un aumento del 6,8% y 2,0% respectivamente. El combinado de los dos efectos da una variación del 4,7%.

Por lo tanto los salarios en julio deberán reflejar la diferencia entre 4,7% y 3,1% para compensar el hecho de que la realidad fue mucho más alegre que lo estimado un año atrás. De esta forma se incorporará al ajuste salarial otro 1,6%.

Para adelante el crecimiento macroeconómico esperado todavía es una incógnita pero es posible que promedie las expectativas para 2011 y 2012 y eso da 5,5% para el PIB y 1,5% para el empleo. El componente crecimiento macroeconómico del próximo año será del orden del 3,9%.

AJUSTE DE JULIO. Hay que reconocer que todos los casos pueden ser distintos pero la fijación de pautas y la negociación con fuerte intervención del gobierno llevó a que existan varias similitudes en los convenios.

Resumiendo los números disponibles en la actualidad se puede pensar que a los salarios que les toque en el ajuste de julio compensar las diferencias entre la realidad y el anticipo tendrán un fuerte incremento.

Si fueran ajustes anuales debería incluir el 5% de inflación futura y un crecimiento del orden del 3,9%. A esto se debería incorporar el correctivo porque la inflación fue mayor de 3,4% y el correctivo porque la producción por persona ocupada creció más que lo esperado, que estimamos en 1,6%. Se trata de un aumento anual del orden del 15% que si se otorga en dos instancias sería del orden del 10% en julio de 2011 y de 5% en enero de 2012.

HORACIO BAFICO/GUSTAVO MICHELIN