Avalancha de naves pesqueras en puerto.

EMILIO CAZALÁ
Desde ayer y por el resto de la semana el puerto de Montevideo será escenario de una inusitada avalancha de buques pesqueros españoles y de otras banderas que vienen a realizar descargas de capturas pesqueras en tránsito para diversos destinos del mundo. Son naves que provienen de las áreas pesqueras del Atlántico Sur y se calcula que en estas 90 horas descargarán un total de unas 9 mil toneladas de pescado, unos 270 contenedores, lo que demandará para realizar estas tareas la contratación de numerosos trabajadores que en total percibirán por retribuciones unas 20 mil horas-hombre. La propia ANP percibirá ingresos ingresos: 2 dólares por cada tonelada de pescado por concepto de «tránsito».

Este fin de semana operó el español «Costa do Cabo», un barco que hace años viene a Montevideo, el que atracado en el muelle 5 transbordó directo a contenedores refrigerados 729 toneladas de pescado: 14 contenedores para Vigo, 4 para Odessa, 2 para Riga, 2 para San Petersburgo, 1 para Klaipeda, 1 para Poti, y el otro para Szcezcin en Polonia. Los 25 contenedores vacíos fueron traídos por otros barcos de línea regular y otros barcos de ultramar los llevarán a los destinos mencionados. Los pesqueros retornarán a la zona pesquera del sur.

Ayer domingo estaban llegando el «José Antonio Nores» para transbordar de bodega a contenedores 1.160 toneladas de capturas para rellenar a pie de muelle; en total rellenará 40 contenedores de 40 pies, y el «Playa Pesmar Uno» a descargar mil toneladas a 14 contenedores refrigerados de 40 pies. Hoy lunes están llegando «Forcadela» a transbordar 500 toneladas de pescado a 18 contenedores de 40 pies, el «Tasarte» con 400 toneladas a 14 contenedores, el «Xinso» con 750 toneladas a 25 contenedores, el «Playa de Sartasen» con 900 toneladas a 32 contenedores, el «Playa de Rodas» con 500 toneladas a 20 contenedores. En este recuento nos faltan detalles de tres o cuatro barcos más esperados en las siguientes horas para similares operaciones. Lo dicho al principio: una verdadera invasión de barcos pesqueros. En más de una ocasión hemos destacado la importancia económica y social para el puerto de Montevideo de la presencia de los pesqueros internacionales pues generan ingresos económicos muy significativos y crean millares de puestos de trabajo. Son barcos que no reclaman aguas profundas, ni a la entrada ni en los muelles.

FALTAN CONTENEDORES. Por estos días ha trascendido en plaza la falta de contenedores refrigerados vacíos, lo que ha creado dificultades momentaneas a los exportadores locales de productos perecederos. Ello se debería -nos dicen- a la fuerte demanda que están haciendo sentir los exportadores de citrus, carnes, más otros productos refrigerados. Las líneas navieras ya han expresado en las últimas horas que en pocos días más recibirán contenedores vacíos lo cual dará plena satisfacción a tales demandas. Es decir que las fuertes exportaciones uruguayas de productos perecederos han agotado los stocks de contenedores.