Bachelet cierra optimista y con viento a favor

La última encuesta de la consultora internacional Mori le dio una ventaja de cinco puntos de diferencia frente a su contrincante, el empresario derechista Sebastián Piñera. El miércoles otra encuesta realizada en cuatro regiones dio empate técnico, sin embargo en los otros tres trabajos de intención de voto con miras al balotaje, Bachelet resultó triunfadora.

Una concertación tranquila. El último pronóstico antes de los comicios del domingo dio tranquilidad a la Concertación por la Democracia, que gobierna desde 1990 y aglutina a democristianos y socialdemócratas. La muestra de la consultora internacional Mori dio a la candidata de la Concertación un 45% de la intención de voto y al candidato de la derechista Alianza por Chile, un 40%. La encuesta, efectuada entre el 2 y 9 de enero mediante entrevistas cara a cara a 1.200 personas de 30 ciudades, consignó que un 4,5% de los encuestados votará nulo o en blanco.


Diferencia mayor. Si se descuentan los votos nulos y blancos, y se consideran sólo los válidamente emitidos, Bachelet alcanzaría el 53% y Piñera el 47%, indicó Marta Lagos, directora de Market & Opinion Research International (Mori). De esta manera, la diferencia entre ambos candidatos sube a seis puntos, según la predicción del sondeo, que tiene un margen de error del 3%.


Se define en casa. La directora de Mori indicó que la encuesta también detectó un 5% de indecisos y que en esta elección habrá más abstención que en los comicios de enero de 2000, cuando el hoy presidente de Chile, Ricardo Lagos, derrotó en segunda vuelta a Joaquín Lavín, de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI).

“Estas elecciones estarán determinadas por las personas que se queden en casa”, explicó la socióloga, quien cifró en alrededor de un 10% la abstención. La directora opinó que el absentismo se dará principalmente en el electorado de Lavín, a quien Piñera dejó en el camino en la primera vuelta de diciembre pasado.

“Los votos de Lavín se quedaron en la casa. El voto duro de la UDI ligado al pinochetismo, el del pinochetismo sociológico está en la casa o vota nulo o blanco”, subrayó Lagos. También afirmó que en el sondeo no se detectó el traslado de electores de la Democracia Cristiana al bando de Piñera, quien intentó captar votos en el sector del llamado “humanismo cristiano”. Agregó, en cambio, que Bachelet captará una parte importante de los votos que obtuvo el candidato de la izquierda en la primera vuelta, Tomás Hirsch (5,4%).


Una mujer optimista. En este escenario y tras 15 días de intensa campaña electoral, Bachelet desayunó ayer con “cien varones destacados”, entre ellos el escritor Jorge Edwards, el biólogo Humberto Maturana y el juez Juan Guzmán.

Consultada sobre la encuesta, la ex ministra se declaró “optimista” y afirmó estar segura de su triunfo.

“Voy a ganar y seré la futura presidente de Chile, por lo cual la encuesta va en la misma dirección”, recalcó.

Piñera, quien ayer estuvo dedicado a dar entrevistas, dijo que la verdadera encuesta se celebrará el domingo, aunque se declaró convencido de que va a ganar y que derrotará a una Concertación “que se aferra con dientes y uñas al poder”. (En base a AFP y EFE)