Bajan tarifas e impuestos; se estima poco impacto en precios

Mientras, el Senado aprobó ayer por 17 votos en 17 presentes la rebaja de IVA de 14% a 10% y la eliminación del Cofis a la carne de ave, de cerdo y de conejo. El próximo miércoles la Cámara de Diputados «aprobará el proyecto», aseguró a El País el representante oficialista, Eduardo Brenta.

Se trata de un adelanto del efecto de la reforma tributaria para esas carnes. El año pasado se había adelantado la rebaja para la carne vacuna y desde hace un tiempo rige la exoneración de IVA para la carne ovina.

Tarifas. La rebaja de OSE será de 3,4% para todas las categorías y de 2% en UTE. En el caso de Antel se deja de cobrar el cómputo de $ 2,22 sin impuestos de lunes a viernes y de $ 1.05 los fines de semana. Ahora se pasará a pagar un cómputo cada un minuto desde las 10 a las 18 horas, uno cada tres minutos de 18 a 21 y uno cada cinco minutos de 21 a 9. En el fin de semana es un cómputo cada cinco minutos. Cada cómputo entre fijo y fijo es de $ 0,94 por minuto.

Ayer el ministro de Economía, Danilo Astori, y los integrantes de su equipo negaron que la intención de la rebaja sea influir sobre los precios e incluso dijeron no tener pronto el cálculo de cuánto incidirá en el IPC de junio.

Sin embargo pocas horas antes, entrevistado en AM Libre, el ministro reconoció que la decisión «resulta en línea con el combate de este rebrote del incremento de precios que hemos tenido».

Cálculos privados indican que la rebaja de las tarifas tendrá un efecto de -0.2% en el IPC del mes entrante.

Durante la conferencia d e prensa Astori estuvo acompañado por sus pares de Industria, Jorge Lepra, y de Vivienda, Mariano Arana, de cuyas carteras dependen las tres empresas públicas. Allí resaltó que la medida intenta mostrar los «beneficios» de un nuevo régimen tributario cuya discusión estuvo centrada en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas.

El ministro remarcó el «esfuerzo fiscal» que supone el traslado íntegro de la reducción de aportes patronales en las empresas públicas -a excepción de Ancap- a tarifas y, en segundo lugar, adelantar la rebaja que debía regir desde julio.

El ahorro que tendrán las tres empresas por la baja de aportes a la tasa unificada de 7,5% es de U$S 38 millones (US$ 14 millones Antel, U$S 8 millones en OSE y U$S 16 millones en UTE), mientas que el costo de reducir las asciende a U$S 42 millones. La brecha de U$S 4 millones corresponde a la diferencia entre el costo de la eliminación de la larga distancia nacional y el ahorro que tiene Antel por la rebaja de aportes patronales y será financiada por Rentas Generales.

Consultado por El País respecto a si la rebaja de tarifas puede ser una señal para que se concrete el traslado de rebaja de IVA y eliminación de Cofis a distintos productos Astori respondió: «Información, más información y solo información», dejando en claro que se espera que el ciudadano esté debidamente informado para que controle el traslado a precios.

Efecto. Los analistas Pablo Rosselli de Tea Deloitte & Touche y Gabriela Mordecki del Instituto de Economía, dijeron que la baja será exigua pero que el impacto será sobre las «expectativas» de los agentes.

En el Banco Central piensan lo mismo. Una fuente de la entidad dijo a El País que la medida tendrá efectos sobre los costos de las empresas, que deberían trasladarse a sus precios.

Mordecki dijo que el impacto en el IPC de junio será «más bien bajo», pero tendrá efecto sobre «las expectativas» respecto a la inflación. Rosselli sostuvo que el efecto será por un «única vez» y llegaría «a pocas décimas». Sí ayudará a mostrar niveles de inflación más bajos en forma «más rápida» al adelantar la rebaja y a mostrar como desde el Estado se traslada rápidamente a precios los efectos de la reforma, opinó.

Astori dijo que el gobierno «no pensó en el objetivo» inflacionario al adelantar la rebaja, sino en los «efectos positivos» de la reforma. Ratificó que si «la recaudación está por encima de lo previsto» se procederá a la eliminación del Impuesto a la Compra de Moneda Extranjera -que pegaría especialmente en Ancap y UTE- e incluso bajar más las tasas del IVA.

Decisión: La rebaja de tarifas costará U$S 42 millones, Rentas pondrá cuatro